EN VIVO - Sporting Cristal vs. Cusco: sigue minuto a minuto el partido por la Liga 1

HRW acusa a China de aumentar detenciones de quienes informan sobre la COVID-19

Mundo LR

Xi Jinping, presidente de la República Popular China. Foto: AFP.
Xi Jinping, presidente de la República Popular China. Foto: AFP.

La ONG, que vela por los derechos humanos, enfatizó que las autoridades chinas han tratado de controlar la narrativa sobre la pandemia a través de la censura a periodistas independientes.

La organización Human Rights Watch (HRW) difundió un comunicado en Nueva York en el que denuncia a las autoridades chinas de intensificar las detenciones a investigadores y periodistas que comunican “sobre la pandemia de la COVID-19 u otras cuestiones o critican al Gobierno”.

La misiva detalla que se han realizado nuevas detenciones a periodistas y activistas, pero que no se ha dado “información creíble que sugiera que esas personas han cometido delitos legalmente reconocibles”.

Yaqiu Wang, investigador de HRW para el país asiático, precisó que “detener a periodistas y a activistas no hará que desaparezcan los verdaderos problemas de China”. Luego, agregó que el país asiático no aprendió “nada de su represión de la información después del brote de COVID-19″.

La organización internacional ha señalado las detenciones de tres personas: el activista Ou Biaofeng y los periodistas Hze Fan, de la agencia Bloomberg, y Du Bin, fotógrafo del periódico The New York Times.

Además, explicó que mientras algunos detenidos han sido liberados, otros siguen arrestados o no se sabe de su situación con exactitud, ya que la información no se ha hecho pública.

Una de los casos es el de la periodista china Zhang Zhan, quien fue detenida bajo la acusación de “provocar altercados y crear problemas”, luego de informar sobre el brote de coronavirus en la ciudad de Wuhan. Este 28 de diciembre, la comunicadora podría ser condenada a cinco años de cárcel.

Para la ONG, las autoridades chinas han tratado de controlar la narrativa en torno a la pandemia a través de la censura a periodistas independientes, uso de softwares especializados y sensores de internet.