Panamá decreta cuarentena total por fiestas y alza de casos de COVID-19

Mundo LR

La Republica
Panamá, con 4,2 millones de habitantes, presenta el mayor número de contagios por la pandemia en toda Centroamérica. Foto: AFP

De esa manera, se convierte el primer país de Centroamérica que confinará a toda su población durante la Navidad y Año Nuevo.

El Gobierno de Panamá ordenó que toda su población tendrá que pasar el fin de semana de Navidad y Año Nuevo en confinamiento, debido al aumento de casos de coronavirus en su territorio. Es la primera nación de Centroamérica en extremar las restricciones ante las festividades.

El anuncio fue respaldado por el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, en una conferencia realizada la noche del martes 15 de diciembre. Bajo esa medida, los panameños no podrán salir desde el viernes 25 de diciembre a las 7.00 p. m. hasta el lunes 28 a las 5.00 a. m.

Lo mismo ocurrirá durante el fin de semana de Año Nuevo, por la cuarentena total desde el viernes 1 de enero a las 7.00 p. m. hasta el lunes 4 a las 5.00 a. m. Previo a eso, según el ministro Sucre, desde el viernes 18 de diciembre habrá toque de queda y ‘ley seca’ todos los días de 7.00 p. m. a 5.00 a. m., hasta el lunes 4 de enero.

Adicionalmente, el alto funcionario estableció el cierre de las piscinas, playas, ríos, balnearios y áreas sociales. Asimismo, desde el 23 de diciembre al 4 de enero habrá habrá cercos sanitarios en 5 puntos del país.

Panamá, con 4,2 millones de habitantes, presenta el mayor número de contagios por la pandemia en toda Centroamérica, con cerca de 200.000 casos acumulados y 3.411 muertos.

Tras reabrir sus fronteras y reactivar sus actividades económicas, vive su momento más crítico, con más de 18.000 nuevos infectados y 218 defunciones en 9 días. Según datos oficiales, hay 28.000 personas aisladas y 1.516 hospitalizadas por COVID-19, de las cuales 197 están en unidades de cuidados intensivos.

Algunos hospitales han dejado de recibir pacientes, mientras que las autoridades buscan habilitar y adecuar diferentes infraestructuras para atender enfermos.

La situación ha provocado que Panamá haya decidido contratar médicos de Estados Unidos, México, Venezuela, Colombia y Cuba para “reforzar el sistema de salud y garantizarle la atención a la población”, anunció el ministro Luis Francisco Sucre.