AHORA - Lionel Messi se va del Barcelona: el mundo del fútbol reacciona a la salida del jugador

Trump exige aprobación de vacuna Pfizer y amenaza al jefe de la FDA

Mundo LR

La Republica
La FDA ha concluido en un resumen que la vacuna es segura y efectiva. Foto: AFP

“Saca la maldita vacuna ahora”, escribió Trump en referencia a Stephen Hahn, director del ente regulador.

Publicidad

La Casa Blanca ordenó al jefe de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) autorizar la vacuna contra la COVID-19 de Pfizer/BioNTech el mismo día o que, de lo contrario, renuncie, informó el Washington Post este viernes 11 de diciembre.

La decisión de la FDA se esperaba para el fin de semana de todos modos, pero el propio presidente Donald Trump tuiteó que la agencia era una “gran tortuga lenta”.

“Saca la maldita vacuna ahora, Dr. Hahn. Deja de jugar y empieza a salvar vidas”, escribió Trump. Por su parte, Reino Unido empezó la inmunización y otros países ya entregaron su aprobación.

Según el medio, Mark Meadows, jefe de gabinete de Donald Trump, pidió directamente a Stephen Hahn, director de la FDA, que finalice el proceso el viernes o que renuncie. El New York Times reveló que le habría aconsejado rehacer su currículum si no lo aprobaba ese mismo día.

Se espera que la presión lleve al regulador a expedir la autorización de comercialización el viernes por la noche, en lugar del sábado por la mañana, lo que la convertiría en una de las más rápidas en la historia del organismo para una vacuna: sólo han pasado tres semanas desde que los fabricantes presentaron su solicitud.

Esto no debería cambiar el calendario de inicio de aplicación de vacunas, anunciado por Alex Azar, secretario de Salud, para el lunes en el país.

“Vamos a trabajar con Pfizer en la distribución para que podamos ver a la gente vacunándose el lunes o el martes de la semana que viene”, dijo a la cadena ABC.

Al parecer ya no hay obstáculos para la autorización, ya que la propia FDA ha concluido en un resumen que la vacuna es segura y efectiva, y un comité asesor de expertos independientes de la agencia recomendó formalmente su aprobación el jueves.

Las dosis se entregarán directamente a los hospitales y farmacias para inmunizar a los dos grupos prioritarios: los residentes de los hogares de ancianos y los profesionales de la salud.

La FDA tendrá que precisar en su aprobación a qué poblaciones se autorizaría su aplicación y especificar cualquier contraindicación.