ELIMINATORIAS QATAR 2022 - Revisa aquí la tabla de posiciones actualizada

Reino Unido pide a personas con historial alérgico que eviten la vacuna Pfizer

La agencia reguladora británica investiga dos casos de reacciones alérgicas después de recibir la vacuna contra el coronavirus.

La MHRA entiende casos graves, como aquellos pacientes que hayan sufrido reacciones anafilactoides previas, o aquellos que deban llevar un autoinyector de adrenalina. Foto: EFE
La MHRA entiende casos graves, como aquellos pacientes que hayan sufrido reacciones anafilactoides previas, o aquellos que deban llevar un autoinyector de adrenalina. Foto: EFE
Mundo LR

Tras registrarse dos casos de reacciones adversas por la aplicación de la vacuna Pfizer y BioNTech, este miércoles, la autoridad reguladora de los medicamentos británica (MHRA, en sus siglas en inglés) envió una nota de advertencia a los hospitales para que eviten administrar el tratamiento contra la COVID-19 a pacientes con historial alérgico.

“Como es común en las vacunas nuevas, la MHRA ha recomendado como medida de precaución que los pacientes con un historial significativo de reacciones alérgicas no reciban esta vacuna, después de que dos personas con un historial significativo de reacciones alérgicas respondieran ayer de modo adverso”, confirmó Stephen Powis, director médico del Servicio Nacional de Salud (NHS).

Powis añadió que los dos pacientes –ambos miembros del personal sanitario- se recuperan de forma satisfactoria.

La MHRA entiende casos graves, como aquellos pacientes que hayan sufrido reacciones anafilactoides previas, o aquellos que deban llevar un autoinyector de adrenalina, como era el caso de los trabajadores de salud afectados.

Desarrollaron síntomas de “reacción anafilactoide” poco después de recibir la vacuna y ambos se recuperaron después del tratamiento adecuado, según medios británicos.

La agencia reguladora actualizó su guía para los hospitales que distribuyen la vacuna, advirtiendo que “cualquier persona con antecedentes de una reacción alérgica significativa a una vacuna, medicamento o alimento” no deben recibir el antídoto.

También añade que la vacunación debería realizarse solo en instalaciones donde haya disponibles medios de reanimación.

Margaret Keenan, de 90 años, se convirtió en la primera persona en el mundo en recibir la vacuna Pfizer-BioNTech COVID-19. Foto: AFP

Reino Unido se convirtió la semana pasada en el primer país del mundo en aprobar la vacuna de Pfizer y BioNTech. El martes comenzó su campaña de vacunación masiva en 50 hospitales de todo el país a personas mayores de 80 años y al personal sanitario en primera línea de combate contra la COVID-19.

El Servicio Nacional de Salud llama por teléfono a los pacientes y los convoca para el día siguiente. Después de recibir la primera dosis (el tratamiento requiere dos), a cada paciente le dan una tarjeta recordatoria que incluye la fecha prevista para la segunda dosis, 21 días después.