EN VIVO - Melgar vs. Deportivo Cali: sigue el minuto a minuto del partido por octavos de final de la Copa Sudamericana 2022 EN VIVO - Ciclón Tropical en Venezuela: se reportan lluvias en varios estados del país

Madrid prohíbe las campanadas en su plaza más emblemática para salvar la Navidad

“No es el momento de juntarnos con familiares y amigos con total naturalidad”, resaltó una autoridad de Madrid. Solo hasta 10 personas podrán reunirse por Navidad.

La Puerta del Sol suele acoger a miles de personas en Madrid para esperar el Año Nuevo. Foto: AFP/archivo
La Puerta del Sol suele acoger a miles de personas en Madrid para esperar el Año Nuevo. Foto: AFP/archivo
Mundo LR

Madrid, una de las regiones más golpeadas por la pandemia de COVID-19 en España, anunció este viernes 4 de diciembre nuevas medidas para salvar las fechas clave de Navidad, Nochebuena y Nochevieja.

En conferencia de prensa virtual transmitida por redes sociales, el viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, anunció la prohibición de las campanadas de la Puerta del Sol, la emblemática plaza madrileña que anualmente alberga a miles de personas para despedir el año. Tampoco estarán permitidas las celebraciones de final de año para evitar aglomeraciones.

Desde este viernes hay cierre perimetral en la capital y durante 10 días en que los desplazamientos deben ser “adecuadamente justificados”, puntualizó.

Una medida que se aplicará también en Navidades, entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, por orden del Ministerio de Sanidad. Solo un máximo de 10 personas podrán estar en las reuniones de Nochebuena y Nochevieja.

Lazy loaded component

“No es el momento de juntarnos con familiares y amigos con total naturalidad, el esfuerzo que hagamos ahora tendrá su recompensa en el futuro”, enfatizó Zapatero. Como estas acciones se repetirán en enero por el Día de Reyes, se dirigió a los infantes: “Ni Papá Noel ni los Reyes Magos se van a ver afectados por las restricciones de movilidad”.

Una vez que Zapatero terminó su alocución de casi 45 minutos, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, admitió que “no tenía mucho sentido celebrar las uvas con la cantidad de personas que reúnen allí en un marco social distendido donde se puede bajar la guardia”.

Citado por el diario catalán La Vanguardia, calificó las medidas de “razonables” y “proporcionadas”, a pesar del choque político que ha habido entre Madrid y el Gobierno de Pedro Sánchez a causa del coronavirus SARS-CoV-2.

“Esta decisión ayuda a que los madrileños no nos confiemos y sigamos con la guardia alta”, subrayó Martínez-Almeida.

En el reporte más reciente del Ministerio de Sanidad, de fecha jueves 3 de diciembre, España contabiliza un acumulado de 1 675 902 casos confirmados de coronavirus y 46.038 víctimas mortales.