México cierra contrato con Pfizer y avanza en su plan de vacunación masivo

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador quiere aplicar 34,4 millones de vacunas lo antes posible.

México desea adquirir más de 34 millones de vacunas de Pfizer para su población. Foto: Composición LR/AFP
México desea adquirir más de 34 millones de vacunas de Pfizer para su población. Foto: Composición LR/AFP
Agencia EFE

México avanza en su plan de vacunación y este miércoles 2 de diciembre cerró un contrato con la farmacéutica Pfizer para que su vacuna pueda aplicarse a la población lo antes posible, idealmente en diciembre, explicaron autoridades federales.

La Secretaría de Salud informó, a través de Twitter, que Jorge Alcocer, titular del sector, ya había suscrito el convenio de fabricación y suministro de vacuna contra la COVID-19 con Pfizer para adquirir 34,4 millones de vacunas.

“La expectativa es recibir 250.000 dosis este mismo mes para proteger a las y los mexicanos, con prioridad en el personal de salud que está en la primera línea de atención a esta enfermedad”, indicó el ministerio.

La noticia se dio a conocer el martes, cuando el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, explicó en rueda de prensa que se esperaba para este miércoles tener la “versión final” del contrato de Pfizer, que firmaría por parte del Gobierno mexicano el secretario de Salud, Jorge Alcocer.

“Y por su parte, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público está haciendo todos los planes presupuestales y financieros para tener la suficiencia presupuestal y adquirir las vacunas tanto de Pfizer, como de CanSino y como de AstraZeneca”, puntualizó el funcionario.

Además, López-Gatell habló de una “cuarta buena noticia” en referencia a que la farmacéutica Janssen empezó su ensayo clínico en México, siendo este el noveno país en el que se llevarán a cabo pruebas.

AMLO celebra avance

Este miércoles se dio a conocer que el Reino Unido empezará a comienzos de la próxima semana a vacunar contra la COVID-19 a los grupos más vulnerables después de que los reguladores británicos hayan aprobado el preparado desarrollado por la estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNTech.