China aplica pena de muerte a agresor sexual de una menor de 4 años

Mundo LR

larepublica_pe

02 Dic 2020 | 19:53 h
La Republica
La familia denunció la desaparición de la niña el último 29 de agosto. Foto: Captura Intermediate People's Court of Harbin

El agresor anteriormente ya había cumplido dos condenas por asesinato y violación. China se encuentra por encima de todos los países en la ejecución de penas de muerte.

El agresor sexual y secuestrador de una niña de 4 años fue sentenciado a pena de muerte este miércoles 2 de noviembre por el Tribunal Popular Intermedio de Harbin, la provincia más septentrional de China.

Según las autoridades judiciales, el sujeto —identificado por su apellido Liu— violentó a la nieta de su vecino tras abducirla de su hogar. También fue declarado culpable de homicidio intencional por las severas lesiones ocasionadas a la víctima.

La familia denunció la desaparición de la niña el último 29 de agosto e informó a la Policía local que aquella noche su vecino había pasado por su casa para pedir una bebida. A la mañana siguiente, la menor presentaba signos de violencia física y sexual. Luego de recibir el reporte, las autoridades detuvieron al captor ese mismo día.

“Trajo a mi niña por la mañana, alrededor de las 6.00 horas. Pensé que eso era malo, que ha hecho daño a mi niña”, comentó la abuela de la menor a los medios locales. Tras ser examinada en un hospital, la víctima fue diagnosticada con infecciones y heridas de extrema gravedad, por lo que fue internada en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), de acuerdo al portal China News.

Durante la investigación policial, Liu admitió su delito. Las autoridades indicaron que el agresor “no se rehabilitó” y “causó graves daños”. Años atrás, el sujeto había cumplido dos condenas por asesinato y violación. Se desconoce la fecha de su ejecución.

En la actualidad, China administra esta condena por una variedad de crímenes, aunque la mayoría de los juicios son para casos de asesinato agravado o tráfico de drogas a gran escala.

El gigante asiático se encuentra por encima de todos los países en ejecuciones, aunque algunos como Irán o Singapur tienen mayores tasas de ejecución per cápita.