Paciente francés con obesidad mórbida es evacuado de su casa con una grúa

Mundo LR

larepublica_pe

01 Dic 2020 | 13:58 h
La Republica
La operación duró casi cuatro horas y requirió la intervención de más de 50 personas. Foto: Captura de France 3 Occitanie

Alain Panabière pesa más de 300 kilos y desde hace un año vivía en condiciones insalubres, entre desechos. “Ahora dejaré de sufrir”, manifestó.

Alain Panabière, un paciente de 53 años con obesidad mórbida, fue evacuado de su casa en Francia dentro un contenedor de carga y con la ayuda de una grúa de 60 metros tras más de un año bloqueado en su domicilio.

La evacuación tuvo lugar este martes 1 de noviembre en el barrio de Saint-Jacques, en el centro de Perpiñán (sureste de Francia). Alain Panabière vivía en condiciones insalubres y entre desechos desde hace al menos un año.

La operación duró casi cuatro horas y requirió la intervención de más de 50 personas entre personal sanitario, trabajadores del ayuntamiento y empleados de la empresa de grúas que fue necesaria para sacar al hombre de su domicilio, dentro de un contenedor de carga con capacidad para cien toneladas.

Desde el día anterior, la ciudad tuvo que anticipar la intervención, retirando mobiliario urbano y prohibiendo aparcar en los alrededores del edificio.

Lazy loaded component

Sus vecinos tuvieron también que abandonar el inmueble ante el riesgo de la operación, que ha obligado a derribar parte de la fachada para acceder al interior.

Tras ser evacuado, Alain Panabière ―quien pesa más de 300 kilos― fue dirigido por los servicios sanitarios al Hospital Universitario de Montpellier, donde ha de pasar varios controles sanitarios antes de ser intervenido quirúrgicamente, aunque su ingreso podría prolongarse durante varias semanas.

Una vez recuperado será trasladado a una clínica especializada en este tipo de patologías cerca de Toulouse para continuar un tratamiento. “No he pegado ojo esta noche, pero al menos ahora dejaré de sufrir”, dijo Alain Panabière al diario regional L’Indépendant.

Los protagonistas de esta épica intervención consideraron que la misión fue superada con éxito. “De momento, Alain se encuentra bien y bajo analgésicos para no sentir dolor”, señaló uno de los médicos, que explicó que el paciente tuvo una actitud “proactiva” en todo momento.