Francia elimina polémico proyecto de ley que prohibía grabar a policías

Mundo LR

larepublica_pe

30 Nov 2020 | 12:32 h
“El proyecto será reescrito por completo y se presentará una nueva versión”, señaló Christophe Castaner, jefe del partido del presidente Emmanuel Macron. Foto: AFP
“El proyecto será reescrito por completo y se presentará una nueva versión”, señaló Christophe Castaner, jefe del partido del presidente Emmanuel Macron. Foto: AFP

Tras llevarse a cabo masivas protestas, el Gobierno dio marcha atrás a la ley de seguridad global que convertía en delito la circulación de imágenes de agentes.

El Gobierno de Francia eliminó un polémico proyecto de ley que habría limitado la libertad de prensa como el derecho a grabar a los policías en determinadas circunstancias, sostuvo el líder del partido del presidente Emmanuel Macron.

“El proyecto será reescrito por completo y se presentará una nueva versión”, señaló Christophe Castaner, jefe del partido LaRem, en el Parlamento francés en una conferencia de prensa.

Como se recuerda, el sábado, decenas de miles de personas marcharon en toda Francia contra el proyecto de ley, informa Reuters.

La mayoría de los manifestantes marcharon pacíficamente, pero pequeños grupos de enmascarados vestidos de negro destrozaron escaparates, quemaron dos vehículos, una motocicleta y una cafetería. Afortunadamente, las llamas fueron controladas rápidamente.

El artículo 24 castiga con un año de cárcel y hasta 45.000 euros (54.000 dólares) de multa la difusión "malintencionada" de imágenes de las fuerzas del orden. Foto: EFE

La Policía utilizó gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes, mientras que carros lanza agua rociaron a los grupos que se aglomeraron en la Plaza de la Bastilla, París. El Ministerio del Interior estimó la presencia de 46.000 personas que mostraron su descontento contra el proyecto de ley.

Miles de personas también marcharon en Lille, Rennes, Estraburgo y otras ciudades; tras enterarse que un policía golpeó a un productor musical afrodescendiente y que un proyecto de ley limitaba el derecho de los periodistas a informar sobre los abusos policiales.

El lunes 23 de noviembre, durante una operación mediática de organizaciones promigrantes, la policía evacuó brutalmente a los que se habían instalado en una plaza del centro de París, y zarandearon a los periodistas bajo el foco de las cámaras y de los smartphones.

El proyecto de ley convertía en delito la circulación de imágenes de agentes de policía en acción, lo que, según los opositores, limitaría la libertad de prensa y muchos casos de violencia policial quedarían impunes si no son grabados por las cámaras de periodistas o por los teléfonos de los ciudadanos.

Incendio de un banco

Horas después de congregarse de manera pacífica, la policía reprimió de manera violenta a los protestantes. Imágenes en redes sociales dieron cuenta del incendio en la sucursal del Banco Central de Francia en la Plaza de la Bastilla.

Los altercados tuvieron lugar ahí, con destrozo de material urbano por parte de algunos encapuchados y lanzamiento de gases lacrimógenos por parte de la policía para intentar contenerlos.