Dinamarca: primera ministra se quiebra al disculparse por matanza de visones

Mundo LR

larepublica_pe

28 Nov 2020 | 8:38 h
Mette Frederiksen se encontraba visitando una granja de cría de visones en la municipalidad de Kolding, donde todos los animales fueron sacrificados. Foto: Composición LR
Mette Frederiksen se encontraba visitando una granja de cría de visones en la municipalidad de Kolding, donde todos los animales fueron sacrificados. Foto: Composición LR

Una mutación de la COVID-19 condujo al Gobierno de Dinamarca a sacrificar a más de 15 millones de visones.

Entre lágrimas, la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, se disculpó el jueves 26 de noviembre por la dura decisión que tomó el Gobierno de Dinamarca al sacrificar millones de visones de criaderos para controlar una mutación peligrosa del coronavirus.

La jefa del gobierno se encontraba visitando una granja de cría de visones en la municipalidad de Kolding, donde todos los animales fueron sacrificados pese a estar sanos, algo que el Ejecutivo no tenía legalmente derecho a hacer, como después quedó demostrado, informa El Universal.

“No tengo el menor problema en disculparme por el curso que tomaron los acontecimientos, puesto que se cometieron errores”, declaró Frederiksen a la cadena TV2.

Visiblemente afectada, la primera ministra se detuvo varias veces en la entrevista para secarse las lágrimas, y enfatizó que es importante recordar que la culpa no corresponde a los criaderos.

“Es a causa del coronavirus, y espero que pueda haber una pequeña luz al final del túnel para los criadores daneses en estos momentos”, añadió.

Mira el video:

Lazy loaded component

Dinamarca, el mayor exportador mundial de pieles de estos mamíferos, anunció a principios de noviembre que se sacrificaría a los más de 15 millones de visones, que había en el país tras descubrirse que una mutación de la COVID-19 podría poner en peligro la eficacia de futuras vacunas.

Días después, el Gobierno reconoció que no contaba con una base legal suficiente para ordenar esta medida. Por tal motivo, el ministro de Agricultura de aquel entonces, Mogens Jensen, se disculpó y renunció la semana pasada.

El Ministerio de Salud sostuvo que la potencial amenaza para las vacunas humanas contra la COVID-19 estaba “muy probablemente extinguida”, al no registrarse más casos de animales o humanos infectados por esta mutación del virus denominada “Cluster 5”.

Según el último balance, más de los dos tercios de entre 15 y 17 millones de visones que se estima había en el país, ya fueron sacrificados.