Mujer denuncia que Starbucks la despidió por no usar camiseta del orgullo gay

Mundo LR

larepublica_pe

26 Nov 2020 | 16:57 h
Ex trabajadora de Starbucks denunció a la cadena el 19 de noviembre por supuestamente obligarla a usar una camisetas del orgullo gay. Foto: Starbucks
Ex trabajadora de Starbucks denunció a la cadena el 19 de noviembre por supuestamente obligarla a usar una camisetas del orgullo gay. Foto: Starbucks

Una trabajadora en Nueva Jersey acusó a la cadena de obligarla a usar un uniforme que estaría en contra de sus principios religiosos.

Una mujer de Nueva Jersey en Estados Unidos fue despedida por Starbucks tras negarse a usar una camiseta con la palabra “pride” (orgullo), según reflejó una denuncia.

Betsy Fresse es cristiana y comenzó a trabajar como barista en la cadena en diciembre de 2015. Ella alegó en una demanda que sus jefes le aseguraron que su fe no sería problema después de ser transferida a otra tienda.

En junio de 2019, le consultó a uno de los jefes si le exigirían usar una camiseta “pride”. En esa oportunidad, un supervisor le manifestó que no tendría que usarla; sin embargo, otro gerente de distrito la despidió, según la demanda presentada el 19 de noviembre.

El aviso de la separación de Starbucks señalaba que fue apartada del cargo por violar “valores fundamentales” de la empresa. Asimismo, mencionaba que la trabajadora le dijo a sus colegas que “necesitaban de Jesús” cuando le entregaron la camiseta.

“Hacemos cumplir estos valores cuando adoptamos la inclusión y la diversidad. Damos la bienvenida y aprendemos de personas con diferentes antecedentes y perspectivas”, detallaba el informe.

La denuncia de Frasse busca que se reconozca que hubo discriminación, pago retroactivo, daños punitivos y el pago de los honorarios de sus abogados. También, solicita una orden judicial permanente que evite que Starbucks “no se adapte a las creencias religiosas sinceras” de los empleados.

Por otra parte, un representante de la cadena afirmó que las acusaciones de Fresse eran infundadas.

“Somos muy conscientes de las afirmaciones de la Sra. Fresse, que carecen de fundamento y estamos totalmente preparados para presentar nuestro caso en la corte”, informó el vocero.

Insistió en que ninguna parte de su código de vestimenta requiere que los socios usen artículos aprobados que no hayan seleccionado personalmente, reseñó The New York Post.