Pedófilo que abusó de 191 menores fue asesinado en una cárcel de Inglaterra

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

19 Nov 2020 | 17:19 h
El juicio continuará la próxima semana. El acusado podría ser condenado a cadena perpetua. Foto: AFP
El juicio continuará la próxima semana. El acusado podría ser condenado a cadena perpetua. Foto: AFP

Huckle había sido condenado en el 2016 a 22 cadenas perpetuas por abuso sexual, mientras se desempeñaba como voluntario en orfanatos de Malasia y Camboya.

Richard Huckle, un pedófilo británico acusado de agredir sexualmente a 191 menores fue abusado y asesinado en la cárcel, presuntamente por otro preso. El caso se dio a conocer el miércoles 18 de noviembre durante un juicio en el Tribunal de la Corona de Hull (Yorkshire, Inglaterra).

El recluso Paul Fitzgerald es acusado de asesinar a su compañero Huckle, el 13 de octubre de 2019. Según el informe policial, el criminal atacó con “senda brutalidad” durante la noche, abusó de su víctima y la estranguló con un objeto contundente.

La pericia forense indicó que el apodado “peor pedófilo del mundo”, presentaba signos de golpes en la cara, riñones y una herida en su rostro por arma blanca. La Fiscalía sostuvo que la brutal golpiza terminó cuando los agentes llegaron a la celda, alertados por los otros reos.

Huckle habría fallecido dos horas más tarde. Durante el juicio, el fiscal Alistair Neil Macdonald reveló testimonios de expertos en salud mental, quienes indicaban que Fitzgerald reconoció haber actuado en forma de “justicia poética”.

“(Hucker) es un hombre que abusa de niños para divertirse. Podría haberlos matado también. Me inclino a pensar que hizo algo peor que solo violarlos”, confesó el preso en una declaración jurada.

El recluso Paul Fitzgerald es acusado de asesinar a su compañero Huckle, el 13 de octubre de 2019. Foto: Biobio Chile

Por otro lado, Macdonald aseguró que todo el ataque fue planeado por el hombre, quien confesó ser el culpable y que “se divirtió mucho mientras lo agredía”, informa BBC.

“Este fue un ataque cuidadosamente planeado y ejecutado, en el transcurso del cual el señor Huckle fue sometido a una agresión prolongada y diseñada también para humillarlo y degradarlo”, enfatizó.

Los abogados de Paul Fitzgerald sostienen que, según un informe expuesto por el médico tratante, en el momento del crimen él sufría psicopatía, trastornos de personalidad mixta y de identidad de género.

Huckle había sido condenado en el 2016 a 22 cadenas perpetuas por abusar a 191 menores de entre 6 meses y 12 años, mientras se desempeñaba como voluntario en orfanatos de Malasia y Camboya.

El juicio continuará la próxima semana. El acusado podría ser condenado a cadena perpetua.

Video Recomendado

Lazy loaded component