EN VIVO - Barcelona vs. Sevilla: sigue minuto a minuto del partido por la jornada 25 de LaLiga

“Ya no tengo ganas de enseñarles”: profesor universitario renuncia por Zoom

Mundo LR

larepublica_pe

13 Nov 2020 | 21:55 h
La Republica
Juan Francisco Baldeón señaló que el principal problema que tienen los profesores al ofrecer clases en línea es el rompimiento del vínculo maestro-alumnos. Foto: Captura

Medio internacional recoge la historia de Juan Francisco Baldeón, el docente universitario peruano que reprendió a sus alumnos por su falta de interés en el curso.

La BBC Mundo ha recogido la historia de Juan Francisco Baldeón, el docente universitario peruano que ha dado clases de Derecho durante 17 años, pero que el mes pasado llegó a un nivel de frustración sin precedentes y reprendió a sus alumnos por su falta de interés en el curso.

El incidente lo llevó a anunciar que renunciaría a la clase que les impartía en la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV). “Ya no tengo ganas de enseñarles, ya me harté, de veras”, les dijo enérgicamente a los estudiantes a través de Zoom.

“Van a decir ‘es que el profesor no me enseñó nada’. Y no es que no te haya enseñado nada, es que tú no leíste (…) Estoy viendo la posibilidad de renunciar y me largo”, expresó.

“Esto sobrepasó mis límites respecto a decirles ya basta”, explicó el docente a BBC Mundo. Aunque la casa de estudios ha confirmado que continuará impartiendo sus clases de derecho minero, el episodio ha dado pie a que el catedrático identifique algunos problemas de la enseñanza en línea.

“Los alumnos parece que están en una suerte de encierro por la pandemia. No leen. Ya les había manifestado que estaban faltando el respeto a la clase y a ellos mismos y que tenían que responder en cualquier clase, sea informática o presencial”, dijo.

Juan Francisco Baldeón señaló que el principal problema que tienen los profesores al ofrecer clases en línea es el rompimiento del vínculo maestro-alumnos que es vital para el proceso de enseñanza-aprendizaje.

“Los sentimientos y emociones de los estudiantes al explicar un tema se perciben en el rostro. Cuando no entiende, el docente lo mira. Uno ve la sonrisa, el enojo, o preocupación. Uno tiene que volver a repetir en la clase. Hay una cuota de sentimientos”, comentó.

El desinterés de los estudiantes por las lecturas didácticas no es ajeno a las aulas presenciales, reconoció Baldeón a la BBC, por lo que el mismo problema pudo habérsele presentado en las clases regulares.

También indicó que los jóvenes actualmente están habituados a leer en internet temas del momento, agregó: “Pero la lectura universitaria es completamente distinta. Ahí el universitario debe estar comprometido a captar como una esponja el conocimiento”.

“Tenemos que superar momentos difíciles, ser héroes anónimos. Como los médicos y los policías. Yo no he tenido ninguna intención de que esto se viralizara, sino con la razón o el sentimiento para expresar como padre al llamar la atención a sus hijos”, zanjó.