ESPECIAL LR DATA - Ley de cáncer infantil aún no se ejecuta, faltan especialistas y entrega de subsidios

Evo Morales regresó a Bolivia y fue despedido por Alberto Fernández

El presidente de Argentina tuvo un gesto con el exmandatario boliviano que significaría el reinicio de las relaciones bilaterales entre ambos países.

Evo Morales y Alberto Fernández se despidieron con gran afecto durante la salida del exmandatario de territorio argentino. Foto: Reuters
Evo Morales y Alberto Fernández se despidieron con gran afecto durante la salida del exmandatario de territorio argentino. Foto: Reuters
Mundo LR

Alberto Fernández, presidente de Argentina, en un acto cargado de simbolismo político y emotividad, despidió a Evo Morales en La Quiaca, Jujuy, y lo acompañó hacia el paso del cruce fronterizo con la ciudad de Villazón (Bolivia). Después de casi un año de exilio (primero en México y luego en territorio argentino), el exmandatario vuelve a su país natal tras la victoria electoral del Movimiento al Socialismo (MAS) y Luis Arce.

“Alberto Fernández me salvó la vida. Muchas gracias”, fue lo que dijo Morales a su salida del país que lo acogió por algún tiempo en un acto abarrotado de simpatizantes, banderas de ambos países y globos. Fernández respondió inmediatamente con elogios: “Lo más importante es que regrese a su patria, de la que nunca debió haber salido”.

El retorno del MAS al poder significaría el retorno de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones, las cuales quedaron congeladas cuando Jeanine Añez estuvo al mando. Alberto Fernández recordó que Argentina y Bolivia son “parte de una patria grande, una patria que quiere abrazar a todos, no a algunos”.

Evo Morales y Alberto Fernández se despidieron con gran afecto a la salida del exmandatario de territorio argentino. Foto: Reuters

El jefe de Estado argentino recordó en la puerta del puente que une La Quiaca con Villazón la vez en que conoció a Evo Morales. “Hizo un gran trabajo, donde las estructuras sociales y económicas cambiaron en Bolivia. Lo hizo tan bien que algunos se molestaron, pero el pueblo sabe que del otro lado de este puente hay miles que lo esperan, ya que el pueblo no se equivoca”, aseguró Fernández.

Los seguidores de Morales se aglomeraron de ambos lados de la frontera entre Argentina y Bolivia para aplaudirlo y recibirlo. El presidente argentino, tras un breve discurso, lo acompañó por algunos metros en el trayecto, en el que también estaba Álvaro García Linera, exvicepresidente altiplánico.

“Gracias a todos los argentinos que me apoyaron. En poco tiempo demostramos que Bolivia tiene un futuro. Garantizamos la dignidad de un pueblo. Nunca dudé que íbamos a volver, pero no tan pronto. Esto es algo que nunca vamos a olvidar. Parte de mí queda en la Argentina luego de pasar 11 meses exiliado allí”, manifestó el expresidente boliviano.

“Volverá a su casa, que es de donde nunca debería haber salido. Somos muchos los argentinos que lo queremos y valoramos”, reconoció Alberto Fernández durante el encuentro. Luego de despedirse en Villazón, Evo Morales inició el trayecto de 1.000 kilómetros hasta la zona cocalera de Cochabamba junto a cientos de sus simpatizantes.