Compra de vacunas directas o con Covax: la encrucijada ante la COVID-19

Adolfo Cuicas

Adolfcui

09 Nov 2020 | 10:50 h
"Para principios de año como la proyección más optimista", es la expectativa de la OPS de cara a una vacuna aprobada contra el coronavirus SARS-CoV-2. Foto: AFP
"Para principios de año como la proyección más optimista", es la expectativa de la OPS de cara a una vacuna aprobada contra el coronavirus SARS-CoV-2. Foto: AFP

“Solo compramos vacunas preclasificadas por la OMS”, afirmó el subdirector de la OPS. Por la COVID-19 varios países han optado por dos métodos distintos.

Nunca antes en este siglo la humanidad había estado tan desesperada en conseguir una vacuna. El nuevo coronavirus obligó a casi todos los países a confinarse por meses y ahora urge la inmunización para retomar la normalidad, sin embargo, los países deben considerar una encrucijada.

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como diversos especialistas han aclarado que una vacuna contra la COVID-19 no se tendrá antes de 2021, de la misma forma que enfatizan que no se trata de una solución definitiva ante la pandemia.

Sobre el proceso antes de que las dosis lleguen a cada nación, el doctor Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), precisó que cada país tiene autonomía, pero las condiciones cambian en la iniciativa Covax.

“Una vacuna para ser autorizada en un país lo que necesita es ser autorizada para cada organismo regulatorio”, señaló Barbosa en una sesión informativa sobre la COVID-19 a la que tuvo acceso La República. “Para los países que van a recibir vacunas con el mecanismo Covax (...) solo vamos a considerar vacunas que están precalificadas por la OMS”.

Lazy loaded component

No obstante, en el caso de los países que se adhieren al mecanismo Covax, parte del Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID-19 de la OMS, las reglas y las exigencias son diferentes, señaló Barbosa.

“Solo compramos vacunas preclasificadas por la OMS, para los países que tienen acuerdos bilaterales con un fabricante y quieren comprar directamente con ese fabricante, lo que van a necesitar es tener esa vacuna registrada en su propia autoridad regulatoria, no necesita autorización de la OMS”, repitió.

Al menos 172 países forman parte del mecanismo de acceso mundial a las vacunas contra el coronavirus. Igualmente, las candidatas que se han anexado son las que produce Moderna, AstraZeneca/Universidad de Oxford y Novavax, entre otras.

Exigencias ante la COVID-19

Para el subdirector de la OPS esta lista aumentará dado que las farmacéuticas deben considerar más recomendable cumplir con las mismas exigencias que se aplicarán en Covax, que es codirigido por la Alianza Gavi para las Vacunas (Gavi), la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias (CEPI) y la OMS.

Los principales enfoques de las vacunas en desarrollo contra la COVID-19. Infografía: AFP

“Los productores van a tener interés en estar precalificadas por la OMS, seguramente los productores que están más cerca en tener sus vacunas van a presentar el pedido de registro en las autoridades regulatorias más estrictas, más consolidadas del mundo y también solicitar la precalificación de la OMS”, dijo.

Covax ofrece dosis de vacunas para al menos el 20% de la población de las naciones, además de una cartera de vacunas diversificada que serían entregadas tan pronto como estén disponibles. En el caso de Perú, por ejemplo, se garantizó 13 millones de dosis.

Aunque las autoridades peruanas, así como la de otros países, también han establecido acuerdos directamente con algunos laboratorios, como Pfizer.

Eficiencia de las vacunas

Este lunes 9 de noviembre Pfizer y BioNTech anunciaron que su candidata a vacuna tiene un 90% de efectividad, de acuerdo con un análisis intermedio de su ensayo clínico de fase 3.

“Es muy probable que vamos a tener vacunas con eficacias distintas, muchas de esas vacunas tienen procesos tecnológicos de producción muy diferentes”, acotó el subdirector de la Organización Panamericana de la Salud.

Barbosa, director-presidente del Organismo Regulador de Salud de Brasil del 2015 al 2018, señaló que normalmente se solicita que una vacuna tenga al menos 50% de efectividad para ser aceptada, pero ante el coronavirus SARS-CoV-2 el umbral será del 70%, “la condición para controlar la transmisión”.

De igual forma, reiteró que la expectativa de la OPS es que pueda haber una vacuna disponible en el primer semestre de 2021, “para principios de año como la proyección más optimista”, o para final de año.