Latinoamérica ya tiene aseguradas dosis necesarias de futuras vacunas para cubrir la primera fase

Agencia EFE

larepublica_pe

31 Oct 2020 | 5:25 h
Trabajadores de salud del Gobierno de México realizan pruebas de COVID-19 en el barrio de Coyoacán. Foto: AFP
Trabajadores de salud del Gobierno de México realizan pruebas de COVID-19 en el barrio de Coyoacán. Foto: AFP

La Organización Mundial de la Salud tiene como objetivo que la región participe en el mecanismo COVAX, para que todos los países reciban las vacunas al mismo tiempo.

Pese a que aún no ha sido aprobada una vacuna, cerca de 40 países y territorios de Latinoamérica y el Caribe aseguraron ya las dosis necesarias para una primera fase de inmunización ante la COVID-19, que hasta este sábado 31 de octubre ha causado en la región unas 400.000 muertes, según la OMS.

“Estamos apoyando a la región para que participe del mecanismo COVAX. (Este mecanismo) tiene como principal objetivo que todos los países reciban al mismo tiempo las vacunas cuando estén listas”, afirmó Jarbas Barbosa, subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS-OMS).

En el foro virtual “Cubriendo historias sobre las vacunas contra del coronavirus en forma responsable y basada en evidencia”, Barbosa mencionó como ejemplo que “durante la pandemia de la influenza H1N1 (2009-2010), en Latinoamérica, los países más pobres sólo tuvieron acceso a las vacunas de 6 a 8 meses después que los países ricos”, una desigualdad que se quiere combatir con el Mecanismo COVAX.

La falta de acceso es una creciente preocupación para la región, que hasta este sábado 31 de octubre registró 11,1 millones de contagios (25% del total global) y bordea las 400.000 muertes (casi el 30%) por el coronavirus.

Según datos de Médicos Sin Fronteras (MSF), hasta ahora, el 13% del mundo ha comprado más del 50% del volumen de las vacunas candidatas más prometedoras.

Estados Unidos se ha asegurado 600 millones de dosis; Reino Unido, 60 millones; la Unión Europea, 30 millones; y Canadá, 72 millones. Esta situación, para MSF, levanta inquietud sobre la solidaridad en la asignación de vacunas.

Texto que debe llenar