Trabajadores de una empresa del régimen de Maduro denuncian acoso laboral y hostigamiento

Marianhe  Araque

marianheac

30 Oct 2020 | 18:06 h
Flota de aviones de la aerolínea venezolana Conviasa. Foto: difusión
Flota de aviones de la aerolínea venezolana Conviasa. Foto: difusión

Los empleados de Conviasa, aerolínea oficialista de Venezuela, acudieron a varios medios de comunicación nacionales e internacionales para dar a conocer los abusos que se cometen dentro del área administrativa.

Trabajadores del área de Talento Humano en el Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos S.A (Conviasa), una empresa que pertenece al Gobierno de Nicolás Maduro, denunciaron a la gerente del área de Recursos Humanos, Arlette Rodríguez Fernández por hostigamiento y acoso laboral.

“Durante su gestión sólo ha discriminado, humillado y denigrado al personal de Talento Humano”, dijo un trabajador de la aerolínea a La República, que por seguridad se protegerá su nombre.

Aseguró que también que los amenaza con despedidos, eliminar las bonificaciones y los beneficios de cada empleo. Tampoco permite las opiniones de otros gerentes o del personal.

“Desde su llegada, han pasado diversos gerentes de línea y coordinadores. Los mismos renuncian por no tolerar la falta de criterio de esta persona”, continuó.

El trabajador resaltó que anteriormente Rodríguez había laborado en la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), empresa que también pertenece al régimen, en donde aplicaba las mismas persecuciones.

El hombre dijo que el pasado domingo había reunido a todo el personal para revisarle los teléfonos celulares y sus objetos personales. Además de ello, investigará a los medios de comunicación que publiquen la denuncia.

Los trabajadores pidieron al presidente de Conviasa, Ramón Velásquez, quien es actualmente viceministro de Transporte Aéreo de Venezuela, que tomara las medidas pertinentes, ya que están “siendo maltratados”.

“No debe creer lo que la gerente indica. Escuche al personal. Estamos dispuestos a reunirnos con usted y encarar a la persona en cuestión”, reclamó a las autoridades de la empresa oficialista.

Unos 75 empleados, que han formado parte de la empresa por más de 10 años, fueron despedidos por parte de Rodríguez Fernández. La gerente forja documentos y pruebas falsas para llevarlas a la Inspectoría del Trabajo en el estado Vargas y lograr la calificación de despido, según uno de los afectados.