EN VIVO - Mirtha Vásquez se presenta en el Congreso para el voto de confianza

Donald Trump logra confirmación histórica de jueza suprema

EE. UU. Votos republicanos del Senado la determinaron en el puesto. Presidente hizo gran anuncio de la designación.

Público. Presidente reafirmó su apoyo a jueza Amy Coney Barret pese a las críticas. Foto: AFP
Público. Presidente reafirmó su apoyo a jueza Amy Coney Barret pese a las críticas. Foto: AFP
Agencia EFE

La magistrada Amy Coney Barrett juró este martes como la jueza asociada número 103 del Tribunal Supremo de Estados Unidos, que con su incorporación consolidó una mayoría conservadora tras ser confirmada el lunes por el Senado.

Con 48 años, Barret hizo su juramento ante el presidente del Supremo, el juez John Roberts, en una ceremonia privada a la que también asistió su esposo, Jesse Barrett, quien sostuvo la Biblia en la que ella posó su mano izquierda.

Barrett, cuya ceremonia formal de investidura para ese cargo vitalicio tendrá lugar en una fecha posterior, podrá comenzar a participar en los trabajos del Tribunal, según un breve comunicado del Supremo.

Un día antes, este lunes, el Senado confirmó a Barrett como nueva jueza del Supremo, en una sesión celebrada ocho días antes de las elecciones presidenciales en EE. UU.

Una hora después, la recién confirmada magistrada juró el cargo en la Casa Blanca de la mano de su nuevo colega, Clarence Thomas, considerado el juez más conservador –al menos hasta ahora– en el Alto Tribunal.

La confirmación de Barrett en el Senado llegó tras un apresurado y polémico proceso que se inició el 18 de setiembre pasado con la muerte de la magistrada progresista Bader Ginsburg, a los 87 años.

Barrett fue nominada por el presidente estadounidense, Donald Trump, el 26 de setiembre, antes de que Ginsburg fuese incluso sepultada.

Con la llegada de Barrett, el Supremo queda con seis magistrados conservadores y tres progresistas, en un momento de decisiones claves.