“El último hielo” del Ártico: la lucha de un pueblo indígena para sobrevivir al cambio climático

Yessenia Valerio

yessenia.valerio@glr.pe Valerioyesy

14 Oct 2020 | 12:15 h
El nuevo documental “The Last Ice” se estrenará el 24 de octubre por el Día internacional contra el Cambio climático, a través de National Geographic. Composición: Gerson Cardoso / Foto: Captura-Nat Geo

El hogar de los inuit y de animales salvajes se derrite por culpa del calentamiento global. Un nuevo documental de Nat Geo revela que, si no logramos reducir el impacto ambiental, dentro de 20 años “será irreversible y catastrófico”.

Desde que era un niño siempre supo que viviría enamorado del mar, cuya imponente belleza veía en los documentales del gran investigador francés, Jacques Cousteau. Se trata de Enric Sala, un exprofesor universitario que se vio a sí mismo escribiendo el obituario de los océanos. Abandonó la vida académica y se convirtió en un conservacionista como el explorador residente de National Geographic.

El español de 51 años, fundó el proyecto ‘Pristine Seas’ en 2008 para identificar, proteger y restaurar los últimos lugares salvajes o vírgenes de los océanos, donde no se pesca, no se extrae petróleo ni minerales y mucho menos se contamina.

Su espíritu ambientalista lo motivó a que en 2015 decidiera realizar un documental sobre el medio ambiente en el océano Ártico. Sin embargo, al leer un estudio científico de la revista Science, donde se alertaba que para el año 2040 se extinguiría el hielo marino en esa zona, cambió junto a su equipo el objetivo de la investigación.

“Es una tragedia que el océano ártico continúe derritiéndose durante los meses de verano. Excepto por un lugar a que le llaman “The Last Ice”, el último hielo de varios años de edad y profundidad, que se encuentra al norte de Canadá y Groenlandia”, sostiene Sala en conversación con La República.

El objetivo de ‘Pristine Seas’ es ayudar a que las selvas marinas sean protegidas, áreas donde no se pescan, no se extrae petróleo ni mineral, no se daña. Foto: National Geographic

Conforme iban investigando la zona los exploradores, liderados por Enric, descubrieron que los inuit, las comunidades indígenas, que se caracterizan por su enorme resiliencia para vivir en uno de los lugares más inhóspitos del planeta, eran las principales víctimas del cambio climático.

“Entonces decidimos cambiar el documental, apuntar a los inuit y sus derechos. Así fue cómo evolucionó desde la primera idea de hacer una investigación ambiental, que acabó siendo sobre los derechos indígenas del Ártico”, señaló.

La National Geographic Society se ha fijado el objetivo de proteger el 30 por ciento del planeta, tanto terrestre como marítimo, para el año 2030. Foto: Captura / Nat Geo

El drama

Salas cuenta que en el documental aparece un joven indígena de Groenlandia, quien quiere ser cazador como su tío, pero esa actividad no lo va a poder ejercer por mucho tiempo, debido a que el ambiente se ha transformado drásticamente tras el deshielo. “Los inuit tradicionalmente iban a cazar a esos lugares. Los osos polares han escogido otros sitios para reproducirse, el hábitat de los narvales en el océano ha cambiado”, remarcó.

El nuevo documental “The Last Ice” o “El último hielo” se estrenará el próximo 24 de octubre por el Día internacional contra el Cambio climático, a través del canal National Geographic. Fueron cuatro años en el que ‘Pristine Seas’ trabajó arduamente para mostrar a la humanidad el duro escenario que tenemos actualmente, debido a la “sobreexplotación del planeta”.

“Tenemos el cambio climático, el calentamiento global causado por actividades humanas, la perdida de la biodiversidad y ahora tenemos la crisis de la COVID-19. Son todas manifestaciones de lo mismo, es nuestra sobreexplotación del planeta”, enfatizó el líder del proyecto.

Mira el video:

Lazy loaded component

¿Qué hacer para minimizar el cambio climático?

Enric sugirió a los gobiernos de todo el mundo una serie de medidas que deberían adoptar para evitar que el cambio climático se vuelva “irreversible” y “catastrófico”, un escenario que terminará afectando a las nuevas generaciones en los próximos 20 años.

“Necesitamos eliminar los combustibles fósiles y reemplazarlos con energía renovables, pero eso no es suficiente, debemos lograr que haya muchos más espacios naturales, salvajes e intactos, que nos ayuden a capturar el carbono de la contaminación que hemos puesto en la atmósfera, los bosques y el mar, son clave”, dijo.

“Hay países que se han tomado muy enserio la recuperación económica basada en la sustentabilidad, en vez de volver a invertir en fósiles u otras actividades que destruyen la naturaleza. Sin embargo, existen muchas naciones que les está faltando o fallando, debido a que sus líderes no dan la talla”, remarcó.

Sobrepesca: un gran problema

El explorador residente de National Geographic advierte que el 80% de la población de los peces que se capturan están sobre pescadas, es decir, que los “están sacando más rápido de lo que se pueden reproducir, una práctica totalmente insostenible”, señaló.

Otras de las peticiones que les hace a los líderes políticos es la toma de decisiones importantes como: promover la eliminación del tráfico de especies porque la pandemia del coronavirus “no era impredecible, había expertos que predijeron esta situación y la causa es la destrucción del mundo natural”.

El explorador señala la importancia de proteger el 30% del mar porque ayudaría a recuperar la población de peces en todo el mundo. National Geographic

Las áreas marinas protegidas son esenciales para restaurar la salud del océano. Desde el año 2009, el proyecto Pristine Seas ha contribuido a proteger 2,2 millones de kilómetros cuadrados de océano en todo el mundo.

Enric Sala explicó los motivos por los que no ha venido a Perú. El primero es porque en otros países se le ha brindado un agradable escenario para poder proteger esos lugares, y segundo porque en los últimos 10 años se ha elegido ambientes factibles para crear reservas marinas muy grandes.

“Por ahora no hemos encontrado que el ambiente político en Perú sea suficientemente bueno, para proteger zonas porque hay mucha presión de la pesca industrial para que no se cuide nada”, finalizó Enric.

El objetivo de ‘Pristine Seas’ es ayudar a que las selvas marinas sean protegidas, áreas donde no se pescan, no se extrae petróleo ni mineral, no se daña. Foto: National Geographic

Cambio climático, últimas noticias:

Video Recomendado

Lazy loaded component