Denuncian que mujer con cáncer murió tras no ser atendida presencialmente por pandemia del COVID-19

Sucedió en España. La paciente solo recibió indicaciones vía telefónica. Los familiares indicaron que las autoridades se olvidaron de la existencia de otras enfermedades por la crisis sanitaria.

La mujer no pudo tratar su cáncer y falleció en agosto. Foto: EFE, referencial
La mujer no pudo tratar su cáncer y falleció en agosto. Foto: EFE, referencial
Mundo LR

Una mujer murió a causa del cáncer que padecía y del que no pudo ser atendida de la manera correcta debido a las restricciones por la pandemia. El caso se registró en el municipio Espinosa de los Monteros, ubicado en la provincia de Burgos, España.

De acuerdo a la información compartida por El Mundo, Sonia Sainz-Maza, de 48 años, falleció el 13 de agosto de cáncer después de tres meses “siendo atendida telefónicamente por su médico de cabecera”.

PUEDES VER: Dos estudiantes caen desde un edificio tras tomarse selfies en una fiesta

Los familiares denunciaron que, desde que se inició la cuarentena, la paciente no pudo conseguir ni una cita médica presencial y cuando por fin, consiguió un diagnóstico, su mal había avanzado y era demasiado tarde para combatir los efectos del tumor cancerígeno.

A pesar de que la mujer pereció por cáncer de colon, su familia considera que fue otra víctima del nuevo coronavirus, pues, en medio del brote, las autoridades se han olvidado de la existencia de otras enfermedades que también requieren atención inmediata.

“El COVID-19 hizo que [Sonia] solo encontrara teléfono y portazos mientras su cáncer corría como la pólvora”, tuiteó Lydia, hermana de la víctima del cáncer. En otra publicación agrega que “el papel dice que la mató el cáncer, pero yo siento que la mató más el COVID. Aunque no lo tuviera”.

PUEDES VER: Ojos azules y brillantes: fascinantes fotos de una tribu indonesia con una rara mutación genética

“Mi hermana Sonia no tuvo una cita presencial en 3 meses. No fue explorada en 3 meses, ni una analítica en 3 meses. Su enorme deterioro físico (perdió hasta 7 kilos) no se podía ver por teléfono. Las citas telefónicas son una vergüenza y quienes abusan de ellas deben irse a casa”, agregó Lydia Sainz-Maza.

Finalmente, la hermana también mencionó que los especialistas no pueden dar un diagnóstico exacto por teléfono, ya que no todas las enfermedades pueden ser tratadas por esta vía y que se debe tomar conciencia sobre ello.

“[Sonia] fue a urgencias en dos ocasiones, a hospitales de dos comunidades diferentes. No le sirvió de nada, ni análisis, ni placas ni nada. En Cruces (Bilbao) incluso le reprocharon que fuera en medio de la pandemia, un despropósito de principio a fin”, sentenció.

España, últimas noticias: