OIT revela que hubo 34 millones de empleos perdidos en América Latina por la pandemia

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

02 Oct 2020 | 22:55 h
El informé precisó que las últimas estimaciones reflejan que América Latina y el Caribe es la región con mayor contracción en las horas de trabajo en todo el mundo. Foto: Martin Bernetti/AFP.
El informé precisó que las últimas estimaciones reflejan que América Latina y el Caribe es la región con mayor contracción en las horas de trabajo en todo el mundo. Foto: Martin Bernetti/AFP.

De acuerdo al organismo de las Naciones Unidas, los mercados laborales enfrentan un desafío sin precedentes de reconstrucción en los países de la región.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) recalcó que la pandemia del nuevo coronavirus ocasionó la pérdida de 34 millones de empleos en América Latina y el Caribe, lo que simboliza una crisis que podría extender los niveles de desigualdad que sufre el territorio, aunque empiezan a aparecer incipientes señales de reactivación.

Esta es una de las principales conclusiones del informe Panorama Laboral en tiempo de la COVID-19: Impactos en el mercado de trabajo y los ingresos en América Latina y el Caribe, que la entidad presentó esta semana. También narra los radicales niveles de contratación del empleo y de las horas laboradas y de los pagos.

PUEDES VER Kim Jong-Un envió mensaje a Trump tras enterarse del contagio por coronavirus

Según el organismo, el balance positivo es que —a partir del tercer trimestre de 2020— empezó a detectarse una restauración en los niveles de actividad económica y que los primeros reportes detallan una naciente recuperación del empleo.

El director de la OIT para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro, comentó que los mercados laborales de la región confrontan un desafío sin antecedentes de reconstrucción, lo que abarca defectos estructurales que se han complicado con la crisis sanitaria, como la baja productividad, la creciente informalidad y la desigualdad de oportunidades de trabajo y de ingresos.

“Los indicios preliminares de recuperación son una noticia positiva, pero el impacto de la COVID-19 en el trabajo y en las empresas fue enorme, y el camino por recorrer es largo. Es fundamental relanzar las bases para la reactivación de la economía con seguridad sanitaria asegurando condiciones favorables el funcionamiento de los negocios y para la creación de más y mejores empleos”, sostuvo el alto funcionario.

PUEDES VER ¿Qué impacto tiene el positivo de Trump por COVID-19 a la campaña electoral en EE. UU.?

Cerca de 34 millones de trabajadores, según el informe, perdieron su puesto de labores—algunos temporalmente— en nueve países que representan más del 80% de la población económicamente activa de la zona: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Perú, Paraguay y Uruguay.

Según la OIT, existe el peligro de que un escenario de recuperación incremente las brechas porque el déficit de trabajo formal se hará más obvio para algunos grupos de empleados como los jóvenes, mujeres y adultos con menores competencias.

En medio de un contexto de recesión económica mundial, el organismo internacional subrayó la relevancia de que los gobiernos reconstruyan los mercados laborales disponiendo estrategias que sigan mitigando estos impactos y que consoliden la reactivación.

América Latina, últimas noticias:

Video Recomendado