Mundo

Brasil teme un repunte de la pandemia sin haber dejado atrás la primera ola

En los últimos días se ha registrado un repunte de contagios y muertes a consecuencia de la COVID-19. En Río de Janeiro se ha permitido un aforo de hasta 30% en los estadios.

La pandemia de COVID-19 ha cobrado la vida de más de 140.000 personas en Brasil hasta la fecha. Foto: AFP
La pandemia de COVID-19 ha cobrado la vida de más de 140.000 personas en Brasil hasta la fecha. Foto: AFP

Siete meses después de su primer caso de coronavirus, Brasil vive un momento de relativa estabilidad, pero ha encendido las alertas ante el repunte de contagios y muertes en Amazonas y Río de Janeiro, respectivamente.

La pandemia, que deja ya 141.406 fallecidos, con 869 nuevas muertes en el último día, y 4,7 millones de infectados en el gigante sudamericano, ha disminuido en intensidad, pero aún presenta cifras altas, mientras los brasileños relajan cada vez más su percepción de la crisis sanitaria.

La tasa de incidencia llegó este sábado a los 2.245,1 casos por cada 100.000 habitantes, lo que indica un nivel de transmisión aún muy elevado en este país de 212 millones de habitantes, uno de los más castigados por el coronavirus junto con Estados Unidos e India.

La media de muertes diaria bajó 10% en la última semana y ahora se ubica ligeramente por debajo de las 700. No obstante, los especialistas epidemiológicos temen un nuevo incremento en vista de las frecuentes aglomeraciones en lugares públicos.

“La pandemia aún no ha caído a niveles para poder decir que finalizamos el ciclo de la primera curva”, afirmó el doctor Antonio Bandeira, director de la Sociedad Brasileña de Infectología (SBI).

Alerta en Amazonas: vuelven las restricciones

El estado de Amazonas, fronterizo con Colombia, Venezuela y Perú, volvió a cerrar bares, casas de fiestas y playas ribereñas en la capital regional, Manaos, por un periodo de 30 días desde el último viernes.

Según datos oficiales, los casos de COVID-19, en Manaos aumentaron 55 % entre la segunda y la tercera semana de setiembre. El gobernador de Amazonas, Wilson Lima, impuso nuevas restricciones.

“Estamos tomando esta decisión debido a la falta de cumplimiento de los protocolos. Nadie usaba más la mascarilla y se estaban produciendo aglomeraciones”, expresó Lima.

Aumentan los decesos por COVID-19 en Río de Janeiro

La situación en Río de Janeiro, el segundo estado brasileño con más fallecidos (18.247), también comienza a preocupar.

Sin embargo, el Gobierno de Río autorizó la vuelta de los aficionados a los estadios de fútbol, con un aforo limitado de hasta el 30 %, lo cual significa que al estadio Maracaná podrían entrar más de 15.000 personas.

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) mantuvo este sábado su veto al retorno del público a los estadios del país, aunque reevaluará su decisión dentro de 15 días.

Brasil, últimas noticias: