Francia: paciente terminal desiste a su intención de dejarse morir y vuelve a recibir comida

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

09 Sep 2020 | 21:25 h
Alain Cocq no puede probar que su muerte es inminente, pero espera que su caso provoque un “electroshock” que permita “autorizar el suicidio asistido”. Foto: Philippe Desmazes / AFP
Alain Cocq no puede probar que su muerte es inminente, pero espera que su caso provoque un “electroshock” que permita “autorizar el suicidio asistido”. Foto: Philippe Desmazes / AFP

El ciudadano Alain Cocq trató de transmitir su muerte a través de las redes con el fin de protestar contra la ley que le prohíbe tener una muerte digna.

Alain Cocq de 57 años, natural de Francia, quien padece de una enfermedad incurable y anunció su intención de dejarse morir, aceptó este miércoles 9 de septiembre volver a alimentarse.

“Ya no podía seguir llevando este combate”, expresó Cocq a la AFP desde el hospital Universitario de la ciudad de Dijon, donde fue recibido el lunes tras cuatro días de no cumplir con su tratamiento y alimentación.

PUEDES VER Río El Limón en Venezuela se desborda por intensas lluvias [VIDEO]

“Lo siento, pero necesito serenidad para partir en paz”, señaló en su cuenta de Facebook, la misma en la que iba a retransmitir su ‘desconexión’ el pasado viernes hasta que la red social le bloqueó la grabación en vivo.

Este activista del derecho a morir con dignidad tiene una afección extraña que tapa sus arterias y le provoca un fuerte sufrimiento. El trastorno no tiene nombre y hace que las paredes de sus vasos se peguen, lo que causa una “isquemia”, es decir, un paro o insuficiencia de la circulación sanguínea en un órgano o un tejido.

Postrado en una cama, el quincuagenario había apelado al mandatario Emmanuel Macron, al pedirle que le ayudara a morir y que permitiera un suicidio asistido por un profesional de la salud.

PUEDES VER Detienen a médico colombiano por vender un antiviral contra la COVID-19 que es gratuito

Sin embargo, el presidente francés se rehusó a cumplir con su exigencia. “Puesto que no estoy por encima de la ley, no puedo acceder a su demanda”, dijo Macron en una carta dirigida a Cocq.

El lunes durante la noche, el paciente “sufría demasiado” y fue internado “después de una intervención de los servicios de auxilio”, indicó Sophie Medjeberg, abogada y vicepresidenta de la asociación Handi-Mais-Pas-Que, elegida para asistirlo en el final de sus días.

Alain “está mejor, la lucha continúa, pero de otra manera”, contó a la agencia de noticias Medjeberg este miércoles.

Francia, últimas noticias:

Video Recomendado

Lazy loaded component