OX5034, los mosquitos genéticamente modificados para combatir el Zika y dengue

Estados Unidos aprobó un plan para liberar 750 millones de mosquitos en los Cayos de Florida para eliminar la transmisión de enfermedades.

Hembra del mosquito Aedes aegypti cuando obtiene sangre de un ser humano. Foto: EFE / Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE. UU.
Hembra del mosquito Aedes aegypti cuando obtiene sangre de un ser humano. Foto: EFE / Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE. UU.
Mundo LR

El estado de Florida, Estados Unidos, ha dado luz verde a un plan para liberar más de 750 millones de mosquitos genéticamente modificados en la zona de los Cayos, durante los años 2021 y 2022, pese a la objeción de muchos residentes y grupos de defensa del medio ambiente.

“Con todas las crisis urgentes que enfrenta nuestra nación y el estado de Florida —la pandemia de la COVID-19, la injusticia racial, el cambio climático—, las autoridades han usado los impuestos y recursos del Gobierno para un experimento de Jurassic Park”, criticó Jaydee Hanson, directora de la Evaluación de Tecnología y Seguridad Alimentaria.

PUEDES VER: Presidente de Sinopharm habla de la efectividad y costo de vacuna china que se probará en Perú

El Distrito de Control de Mosquitos de los Cayos de Florida considera el proyecto como una medida para controlar la reproducción del ‘Aedes aegypti’, un insecto que transmite varias enfermedades como el dengue, el Zika o la fiebre amarilla.

¿Qué es el OX5034?

El OX5034 es un mosquito macho genéticamente modificado por la empresa Oxitec, cuya principal característica es controlar la supervivencia de las hembras con las que se aparea.

Es decir, las larvas hembras se morirían antes de crecer lo suficiente para picar y propagar enfermedades, ya que solo ellas se alimentan de sangre y son portadoras de infecciones, mientras que los machos se alimentan de néctares.

Cuando los nuevos machos crecen, se aparean con más hembras, lo que reducirá la cantidad de ‘Aedes aegypti’.

Fumigación en Miami Beach, Florida, para controlar la propagación de mosquitos. Foto: EFE / Cristobal Herrera

PUEDES VER: Maestros son declarados “esenciales” en EE. UU.: pueden trabajar incluso teniendo COVID-19

La empresa británica mencionó que el programa fue probado en Brasil y que los estudios realizados arrojaron una disminución de hasta un 95% de la población de los insectos.

Sin embargo, el proyecto fue cuestionado por algunos residentes de los Cayos de Florida y defensores del medio ambiente, que están preocupados por las consecuencias que podría desencadenar esta especie en los seres humanos.

“La liberación de mosquitos genéticamente modificados pondrá en riesgo innecesariamente a los habitantes de Florida, el medio ambiente y las especies en peligro de extinción en medio de una pandemia”, dijo Dana Perls, gerente del programa de alimentos y tecnología de Amigos de la Tierra, citada por Fox News.