China patenta su primera vacuna contra el coronavirus

Positivo. La fase II del ensayo clínico tuvo buenos resultados entre 500 personas. Foto: AFP.
Positivo. La fase II del ensayo clínico tuvo buenos resultados entre 500 personas. Foto: AFP.

Éxito. Fármaco podría ser "producido en masa en un breve periodo de tiempo", anunciaron las autoridades locales. Científica que dirige equipo de investigación se inoculó el antídoto.

Por: Yesenia Valerio

Tras la creación de la vacuna rusa Sputnik V, de la que se anunció su producción y vacunación masiva dentro de un mes, ha llegado el turno de China, que este lunes aprobó la primera patente de antídoto que podría ser “producida en masa en un breve periodo de tiempo” gracias a su modo “rápido y fácil de preparar”.

PUEDES VER Las sombras detrás de la vacuna rusa

La Oficina Estatal China de Propiedad Intelectual (SIPO) anunció el éxito de una vacuna contra el nuevo coronavirus, que ya se encuentra en tercera fase de pruebas en humanos, debido a su eficacia en los ensayos clínicos realizados a voluntarios del Ejército, incluida Chen Wei, una científica experta en epidemias como el ébola.

PUEDES VER ¿Cuáles son las diferencias entre la vacuna de Rusia Sputnik V y la de China Ad5-nCoV?

Según el artículo publicado en la revista The Lancet el mes pasado, la fase II del ensayo clínico, que incluyó a más de 500 personas, demostró ser segura y capaz de inducir una respuesta inmune contra el coronavirus. El Instituto Científico Militar de China, liderado por Chen Wei, y la biofarmacéutica china CanSino Biologics fueron los creadores.

¿En qué consiste?

El Ad5-nCoV es el apodo de la vacuna china que utiliza un virus debilitado del resfriado común –un adenovirus tipo 5- para introducir material genético del nuevo coronavirus dentro del cuerpo humano. Su objetivo principal es hacer que el cuerpo produzca anticuerpos que reconozcan la proteína del coronavirus SARSCoV-2 y lo combatan desde su origen, según consignaron medios locales.

Fase III

En la fase III del ensayo, los científicos deberán involucrar a un número mayor de participantes para confirmar la seguridad y su efectividad, que está previsto que se desarrolle en Arabia Saudita, aunque CanSino también está en conversaciones con otros países como Rusia, Brasil y Chile. Ninguno de los participantes en el ensayo estuvo expuesto al virus tras la inoculación, por lo que aún hay dudas sobre si la vacuna protege o no.

La “terminator del ébola” que dirige el equipo científico

Chen Wei, de 54 años, es una científica experta en epidemiología en China, que desde la propagación del nuevo coronavirus estuvo trabajando en la vacuna. “Esta será el arma científica más fuerte para acabar con el coronavirus”, aseguró. Y agregó: “Si China es el primer país en inventar tales armas y tiene nuestras propias patentes, muestra el progreso de nuestra ciencia y la imagen de un país gigante”.

PUEDES VER Chen Wei, la científica que se inoculó la vacuna recién patentada en China contra la COVID-19

Su lucha contra las enfermedades epidemiológicas comenzó en 2014, cuando dirigió a su equipo para desarrollar la vacuna contra el ébola. Por tal motivo, ahora con la aparición de un nuevo coronavirus en el mundo, la científica decidió inocularse la vacuna y probar su eficacia en los humanos.