Un exagente de la CIA es arrestado tras ser acusado de espiar para China

Sputnik  News

@larepublica_pe

17 Ago 2020 | 21:28 h
El hombre de 67 años presuntamente violó las leyes de espionaje de Estados Unidos al vender información confidencial de la CIA a China. Foto: difusión
El hombre de 67 años presuntamente violó las leyes de espionaje de Estados Unidos al vender información confidencial de la CIA a China. Foto: difusión

Alexander Yuk Ching Ma usó su autorización para copiar o fotografiar documentos clasificados sobre sistemas de armas y misiles guiados, según autoridades.

Un exoficial de la Agencia Central de Inteligencia, (CIA, por sus siglas en inglés) fue arrestado tras ser acusado de espiar para el Gobierno chino, informó el lunes el Departamento de Justicia de Estados Unidos (EE. UU.) en un comunicado.

Según el texto, Alexander Yuk Ching Ma, de 67 años, violó las leyes de espionaje de EE. UU. al vender información confidencial de la CIA a China.

PUEDES VER: China presenta una bomba de racimo de 500 kg dotada de 240 submuniciones [VIDEO]

Ma fue arrestado el viernes, junto a un pariente que también trabajaba para la agencia, pero los cargos en su contra se dieron a conocer el lunes, dice el Departamento de Justicia.

El comunicado explica que 12 años después de retirarse en 1989, Ma se reunió con al menos cinco oficiales del Ministerio de Seguridad del Estado de China en Hong Kong, donde reveló información de defensa nacional altamente clasificada. Además, se precisa que hay una parte de ese encuentro registrado en video, en el que se ve al implicado recibiendo y contando 50.000 dólares.

El exoficial de la CIA entregó a los agentes chinos la identidad de trabajadores de la agencia, los métodos utilizados para comunicarse de forma encubierta y otra información relevante sobre la organización interna de la inteligencia estadounidense, detalla el informe.

PUEDES VER: Chen Wei, la científica que se inoculó la vacuna recién patentada en China contra la COVID-19

Además, usó su autorización de seguridad para copiar o fotografiar documentos clasificados sobre sistemas de armas y misiles guiados, entre otra información clasificada, cuando trabajó como lingüista chino en la oficina de campo del FBI en Honolulu, Hawai en 2004, y luego la proporcionó a funcionarios chinos.

Ma está acusado de conspiración para comunicar información de defensa nacional para ayudar a un Gobierno extranjero y se enfrenta a una pena de cadena perpetua si es declarado culpable, concluye el comunicado que informa que hará su primera comparecencia ante un juez federal en el Tribunal de Distrito de los EE. UU. para el Distrito de Hawai este martes.