ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionales

Annabelle: ¿cuál es la historia real de la famosa muñeca?

A propósito de su desaparición del Museo de Ocultismo de la familia Warren, realizamos un repaso por la historia real del objeto de trapo que ha inspirado a películas de la saga ‘El Conjuro’.

Verdadera muñeca de Annabelle (Foto: Difusión)
Verdadera muñeca de Annabelle (Foto: Difusión)
Mundo LR

Si de películas de terror hablamos, Annabelle es una que llega rápido a nuestro ejercicio de memoria. Y si de sucesos inexplicables del 2020 se trata, no falta el caso del pasado 14 de agosto, fecha en la que ‘desapareció’ del Museo de Ocultismo de los Warren la muñeca real que inspiró a las películas de ‘El Conjuro’.

En 1952, los esposos e investigadores paranormales Ed y Lorraine Warren fundaron la Sociedad de Investigación Psíquica de Nueva Inglaterra, donde se han logrado intervenir un aproximado de 3.000 casos de acontecimientos paranormales. Entre ellos los de la muñeca Annabelle.

Esposos Warren. (Foto: Difusión)

PUEDES VER: Annabelle no huyó del museo: la entrevista que asustó a los fanáticos del terror

Las muñecas que han inspirado a la película Annabelle han sido fabricadas por la empresa estadounidense Raggedy Ann, en 1970. El auge de ventas fue tanto que ha sido considerado como el boom del siglo en la industria de la juguetería. De acuerdo con versiones de Ed y Lorraine Warren, la particular historia de la muñeca arrancó cuando una mujer le regaló una a su hija, de nombre Donna, quien era estudiante de medicina y compartía habitación con su amiga Angie.

La normalidad reinó en una primera instancia, pues el juguete de trapo le ayudaba a recordar a su madre. Sin embargo, con el pasar de las semanas, acontecieron sucesos bizarros: aparecía diariamente en posiciones distintas a como se dejó, con las piernas cruzadas y con los brazos en diferente ademán. Lo peor llegó cuando Annabelle cambiaba de habitación y hasta aparecían notas escritas con mensajes como “Ayúdanos” o “Ayuda a Lou” (nombre del novio de la joven de 18 años). Tiempo después, Donna, relató que hallaron hilillos de sangre en la espalda, en sus manos y en el pecho.

Annabelle en Museo de los Warren. (Foto: Difusión)

PUEDES VER: Usuarios parodian la ‘visita’ de Annabelle a Lima y promueven de este modo la inmovilización social [FOTOS]

Contactar un médium fue la opción por las que los jóvenes optaron. Éste les dijo que la muñeca estaba poseída por el espíritu de Annabelle Higgins, una niña de 7 años que había sido encontrada muerta en la propiedad antes de que se construyeran los edificios. Según relataron los esposos Warren, fue el médium quien le dijo a Donna que adoptara a la muñeca, y en consecuencia la joven la llamó Annabelle, pero la idea no hizo buenas migas con lo que creía Lou.

Una noche, él se despertó de una pesadilla y notó que la muñeca se ubicaba cerca a sus pies e intentó asesinarlo. Pero no solo eso, días después el joven sentía una presencia en casa, hasta que sufrió heridas inexplicables en el pecho. Es allí cuando los Warren acuden al llamado del padre Cook, sacerdote del pueblo, y toman el caso para investigarlo.

Museo de los Warren. (Foto: Difusión)

Luego de estudiar a fondo el objeto de trapo, Ed Warren concluyó en que realmente la muñeca no estaba poseída por Annabelle, pues lo espíritus no pueden ingresar a objetos. Según el investigador, el juguete estaba dominado por un demonio y su finalidad era poseer a Donna. Es así que el matrimonio se llevó la pieza a su museo, donde también sucedieron acontecimientos paranormales, como encontrarla en lugares donde no se la dejó.

El exorcista Jason Bradford zamarreó a la muñeca e invocó al demonio que la abandone. Ese mismo día, Bradford sufrió un fuerte accidente, del que salvó milagrosamente pese a que su auto fue destruido. Desde allí, los Warren han tenido a Annabelle en una vitrina cerrada con llave, hasta el pasado 14 de agosto.

Annabelle en la pantalla gigante

La historia de la muñeca ha sido tema de sobremesa y ha encendido la polémica en Estados Unidos y Europa. Y tanto ha mellado en la opinión pública, que su historia ha sido llevada a las pantallas del cine con películas basadas en los archivos reales de los demonólogos Warren.

La saga de Annabelle cuenta cuatro filmografías: la primera narra la creación de su maldición y cómo es que llega a ser un faro del mal. La segunda se sitúa en los años 60 en Estados Unidos, épocas de auge de cultos satánicos y asesinatos a famosos. Por su lado, la tercera entrega muestra a la muñeca aterrorizando a jóvenes que la acogieron en su hogar. Es aquí cuando entran en escena los esposos Warren. La última de las películas narra la historia de Annabelle en casa de los demonólogos, quienes deben proteger a su hija de la muñeca.