Gamaleya: Vacuna rusa se creó con tecnología perfeccionada en 20 años, “no desde cero”

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

15 Ago 2020 | 14:41 h
“Este medicamento fue creado de acuerdo con el Decreto 441 (de Rusia)”, dijo Alexánder Guíntsburg. Foto: EFE.

Director del Centro donde se elaboró el medicamento dijo que, además de los cinco meses que tomó crearlo, hay dos décadas de tecnologías y saberes acumulados.

Alexánder Guíntsburg, director del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, volvió a defender la elaboración y eficacia de la vacuna contra el coronavirus anunciada por el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

En una entrevista con RT, publicada el último viernes 14 de agosto, el experto señaló que el desarrollo de Sputnik V fue bajo estricta concordancia con la ley rusa. Incluso, afirmó que los voluntarios que la probaron no tuvieron efectos secundarios.

PUEDES VER Ya está listo el primer lote de la vacuna rusa aclamada por Putin

“Este medicamento fue creado de acuerdo con el Decreto 441 (de Rusia, relativo a las peculiaridades de la circulación de fármacos para uso médico), que permite reducir significativamente el tiempo requerido para crear un medicamento”, dijo Alexánder Guíntsburg.

“Además, de ninguna manera se reduce el número de los procedimientos de investigación y de control que tienen como objetivo probar la seguridad de este fármaco”, abundó en la cadena de televisión.

El científico destacó que “no se creó desde cero”, sino que el personal del instituto trabajó durante más de 20 años para crear la tecnología con la cual se elaboró la vacuna Sputnik V.

“Se creó en cinco meses, desde la fecha de recepción de la orden estatal hasta el momento del registro. Pero el trabajo se había hecho mucho antes. Antes de eso, toda una generación de biotecnólogos, virólogos, inmunólogos (...) había estado trabajando durante más de 20 años para desarrollar la tecnología con la que se creó esta vacuna y al menos seis medicamentos más, también vacunas”, indicó Alexánder Guíntsburg.

PUEDES VER La vacuna de Rusia contra la de Oxford: ¿por qué la primera no genera confianza y la otra es esperanzadora?

El especialista afirmó que hasta la fecha "más de 3.500 residentes han recibido este fármaco sin experimentar efectos secundarios, excepto los que generalmente ocurren con cualquier vacuna", en particular un ligero aumento de la temperatura corporal.

También detalló que los pacientes que superaron el coronavirus (con síntomas leves generalmente) “no tienen protección a largo plazo” contra la infección.

Video Recomendado

Lazy loaded component