Arrestan a youtuber ruso con más de 750.000 suscriptores por revelar secretos de Estado

Mundo LR

larepublica_pe

13 Ago 2020 | 23:53 h
El sujeto tiene un canal de más de 750.000 suscriptores en YouTube. (Foto: Vkontakte)
El sujeto tiene un canal de más de 750.000 suscriptores en YouTube. (Foto: Vkontakte)

El hombre estará en custodia hasta octubre del 2020, donde se realizará el juicio correspondiente.

En Rusia, un youtuber fue detenido por los agentes policiales tras hacer incursiones a zonas industriales abandonadas para obtener “secretos de Estado”.

Según informó la agencia Reuters, el sujeto, identificado como Andrei Pyzh, tiene un canal de más de 750.000 suscriptores en YouTube. El sujeto podría ser puesto por ocho años tras las rejas en caso lo hallen culpable.

PUEDES VER Científicos convierten agua de mar en potable en menos de 30 minutos usando luz solar

Asimismo, el diario Kommersant señaló que las incursiones que realizó el individuo incluyeron bunkers abandonados y una estación de radar en funcionamiento, que forma parte de una red de alerta temprana contra ataques nucleares.

Un tribunal de Moscú dictaminó el pasado 6 de agosto que Andrei Pyzh permanezca en custodia previa al juicio hasta octubre del 2020.

Los amigos y familiares del youtuber mencionaron que no tienen comunicación con él desde el pasado 5 de agosto y el abogado del hombre manifestó que el arresto de su cliente no está relacionado con los videos que realizaba, a pesar que varios medios de comunicación en Rusia indicaron lo contrario.

PUEDES VER No sabía que estaba embarazada: joven da a luz a bebé durante viaje a Australia

Oficina de Google en Rusia no explica bloqueo en YouTube de canales de medios

Por otro lado, una oficina de Google en Rusia, aseguró que no administra el servicio de YouTube, por lo que no puede brindar información del bloqueo de canales de medios rusos en dicha plataforma.

El jefe del Consejo de Derechos Humanos del presidente de Rusia, Valeri Fadéev, manifestó que se siente apenado por esta decisión que tomaron y por no explicar las razones del bloqueo.

“La oficina rusa de la compañía se negó a hacer cualquier comentario, citando el hecho de que sus trabajadores no administran el servicio de YouTube y no tienen la capacidad de proporcionar la información solicitada”, expresó.