Doctora brasileña se cura de la COVID-19 con método que ella ayudó a crear

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

02 Ago 2020 | 3:58 h
Cuando se enteraron que la COVID-9 era un virus fuerte, Carmen Barbas comenzó a protegerse. Foto: Carmen Valente.
Cuando se enteraron que la COVID-9 era un virus fuerte, Carmen Barbas comenzó a protegerse. Foto: Carmen Valente.

Carmen Barbas realizó un doctorado en ventilación mecánica en el año 1995. Actualmente, el equipo que dirige en la Universidad de Sao Paulo es uno de lo mejores, según estudio estadounidense.

Cuando la doctora Carmen Barbas se contagió, la noticia circuló dentro y fuera de Brasil. La mujer, de 60 años de edad y con 35 años de trayectoria en la medicina del país más grande de latinoamérica, es una experta internacional en ventilación mecánica, un método utilizado en el tratamiento de casos graves contra la COVID-19.

En marzo de 2020, los trabajadores de la Salud comenzaron a darse cuenta que el coronavirus era peligroso.

“Al estudiar los virus durante muchos años, vimos que este nuevo virus es muy diferente, muy agresivo, sobrevive a temperaturas muy altas, lo que no es normal para los virus respiratorios”, dijo Carmen.

PUEDES VER Inmunidad en la COVID-19: ¿qué son las células T y por qué son importantes en una infección por coronavirus?

Barbas cuenta que estaba tomando todas las medidas preventivas para evitar el contagio, sin embargo, comenzó a cansarse mucho, le dolía la garganta y tenía dolores musculares.

El 27 de marzo el resultado de la prueba contra el coronavirus había dado positivo, de inmediato llamó a sus colegas para que la internaran porque estaba muy agotada.

Barbas fue entubada con ventilación mecánica, método que ella ayudo a crear.

De acuerdo con los principios de la ventilación pulmonar protectora, era necesario ajustar el respirador para ventilar suavemente el pulmón de la paciente, evitando daños en el órgano, y monitorear cuidadosamente su progreso las 24 horas del día.

Brasil.

El 20 de abril, Carmen fue dada de alta y en el mes de junio se preparó para volver al trabajo, aún sometida a fisioterapia.

Ventilación mecánica

Al igual que su padre, Carmen se graduó en la Universidad de Sao Paulo y comenzó un doctorado en ventilación mecánica en el año 1995.

Junto a su colega Marcelo Amato, en el año 1998 publicaron un estudio clínico en el New England Journal, una revista científica reconocida de los Estados Unidos.

“Estábamos estudiando ventilación mecánica en pacientes con síndrome de incomodidad respiratoria aguda, SDRA”, le dijo Carmen a BBC News Brasil.

PUEDES VER Los espermatozoides no nadan de la forma que se creía durante 300 años, según nuevo estudio

"En ese momento, la tasa de mortalidad por este síndrome era del 70%. Los que trabajaban en cuidados intensivos se desanimaban porque la mayoría de los pacientes morían".

Al final del estudio clínico, el número de muertes entre los pacientes tratados con la nueva técnica se redujo al 40%. En el 2000, un gran estudio estadounidense confirmó, también en el New England Journal, que el enfoque del grupo de USP era mucho mejor.

Desde entonces, la tasa de mortalidad de pacientes con SDRA se ha reducido aún más del 30%. Y el equipo dirigido por Carmen y Amato ganó una voz internacional, ayudando a transformar la ventilación mecánica en el mundo, reseñó la BBC.

Video Recomendado

Lazy loaded component