LO ÚLTIMO - Congreso: aprueban citar al primer ministro Aníbal Torres
Se instalan comisiones para el periodo 2022-2033 del Congreso
Mundo

Director de la OMS aseguró que acusaciones de EE. UU. son “falsas e inaceptables”

Mike Pompeo, secretario de Estado de los Estados Unidos, dijo que Tedros Adhanom Ghebreyesus había sido comprado por China. Esto fue lo que le respondió el funcionario de la ONU.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Social. Foto: AFP.
Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Social. Foto: AFP.
Agencia AFP

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó como “falsas e inaceptables” las afirmaciones del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, al decir que el funcionario de la ONU habría sido “comprado” por China.

“Estos comentarios son falsos, inaceptables y sin el menor fundamento”, declaró Tedros Adhanom Ghebreyesus, y advirtió una vez más contra toda “politización” de la pandemia de coronavirus.

De acuerdo a publicaciones del Times y el Daily Telegraph, el canciller norteamericano atacó violentamente a la OMS durante una reunión a puertas cerradas con parlamentarios británicos en Londres.

Según las fuentes, Pompeo tildó de “política” a la organización, acusando a Tedros de haber sido “comprado por el Gobierno chino”, al que debe su elección como director general de la OMS.

El secretario de Estado estadounidense inclusive imputó las “muertes británicas” por la COVID-19 a los fracasos de la organización y a esas supuestas negociaciones.

Tomando la palabra después que Tedros, la experta de la OMS Maria Von Kherkove dijo: “Soy estadounidense y nunca he estado tan orgullosa de ser miembro de esta organización. Soy testigo directo del trabajo que hace el doctor Tedros y nuestros equipos en todo el mundo”, afirmó.

Desde el comienzo de la pandemia de la COVID-19, registrado en China a finales de diciembre, la organización ha sido frecuentemente criticada por su retraso en sus respuestas. Pero fue Estados Unidos el que la atacó con más virulencia, denominándola “marioneta de China” y denunciando su condescendencia respecto a Pekín.

Estados Unidos inició formalmente el 8 de julio la tramitación de su retirada del organismo de la ONU, poniendo en práctica las amenazas de su presidente, Donald Trump, anunciadas en mayo, en plena pandemia.