Expresentador de la BBC y pastor confesó haber cometido 40 delitos sexuales contra niños y adultos

Benjamin Thomas admitió su culpa en crímenes ocurridos en el Reino Unido y en Rumanía, y que incluyen agresiones sexuales y elaboración de videos obscenos.

Los crímenes confesados por Thomas ocurrieron entre 1990 y 2019. Foto: BBC.
Los crímenes confesados por Thomas ocurrieron entre 1990 y 2019. Foto: BBC.
Mundo LR

Benjamin David Thomas, un expresentador de noticias de la cadena BBC del Reino Unido y pastor evangélico, se declaró culpable ante un tribunal por 40 crímenes sexuales contra niños y adultos cometidos durante 30 años. El sujeto ha sido puesto en libertad bajo fianza mientras aguarda la fecha de su sentencia.

Thomas, de 44 años, admitió diez cargos en su contra por actividad sexual con un niño, ocho por agresiones sexuales, cuatro por intentos de cometer agresión sexual, nueve por abusos deshonestos, siete por voyeurismo y dos por hacer videos obscenos de niños. Los distintos delitos fueron cometidos entre 1990 y fines del año pasado, según relata el diario Daily Mail.

PUEDES VER Argentina: anciano de 71 años se enfrentó a tres delincuentes, pero es detenido por matar a uno de ellos

El hombre trabajaba para la división de la BBC en Gales como reportero y conductor de programas noticiosos. Thomas abandonó la empresa en 2005 para volverse predicador en las calles de Londres. En 2008, regresó a Gales como pastor de la Criccieth Family Church en Gwynedd, cargo que dejó en 2019.

Thomas trabajó para la división de la BBC en Gales hasta el 2005. Foto: Daily Post Wales.

“Estamos devastados por la revelación de semejante pecado y lloramos por el dolor causado a las víctimas inocentes, la traición y el engaño”, aseguró en un comunicado la iglesia a la que pertenecía Thomas. La institución catalogó como un “completo shock” el arresto del presentador por los crímenes cometidos en el Reino Unido y en Rumanía.

PUEDES VER En Indonesia pretenden legalizar exorcismos para “sanar” a la población LGTBI

Lynne Willsher, detective de la Policía del Norte de Gales, saludó a las víctimas y a sus familias por “la fuerza y el valor” mostrados, los cuales aseguró que respaldaron la investigación. La autoridad también agradeció a la iglesia evangélica por su colaboración en las pesquisas.

Hace unos días fue condenada una niñera del Reino Unido que quedó embarazada tras abusar sexualmente de un niño de 13 años.