Mujer rescata a más de 1.400 perros y los salva del comercio de carne en Indonesia

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

17 Jul 2020 | 20:04 h
Somali y su equipo del refugio salen a las calles y carnicerías par rescatar a los perros. Foto: Instagram
Somali y su equipo del refugio salen a las calles y carnicerías par rescatar a los perros. Foto: Instagram

La ciudadana trata con dueños de carnicerías a los que les paga para asegurar la liberación de los sabuesos con el fin de protegerlos.

Una mujer rescató a más de 1.400 perros para llevarlos a un refugio ubicado en la ciudad de Yakarta (Indonesia). Los canes, que mayormente fueron abandonados por la pandemia del coronavirus, corrían peligro porque —además de la falta de alimento y lugar donde dormir— podían ser comercializados, actividad frecuente en el país asiático.

Somali, médica de profesión, junto a su equipo salen a las calles en busca de perros que deambulan en las calles y carnicerías, donde cada vez más los animales pasan sus últimos días de vida aullando en pequeñas jaulas para luego ser vendidos.

PUEDES VER Detectan una masiva invasión de estrellas de mar en dos playas de Chile [VIDEO]

La profesional de la salud, que dedica gran parte de su día a examinar muestras de COVID-19 en un hospital de la localidad, antes rescataba uno o dos sabuesos de un local comercial de carne por semana.

Sin embargo, la cifra aumentó progresivamente hasta 20 ejemplares en los últimos meses, a medida que los canes callejeros eran sacados de la vía pública para impedir que sean ofrecidos en las carnicerías.

Según reveló el portal The Jakarta Post, Somali negocia con carniceros, en ocasiones dándoles efectivo o intercambiando con otra carne para garantizar la libertad de los animales.

Somali, que dedica gran parte del día a analizar pruebas de COVID-19, salva a los perros callejeros de Indonesia. Foto: Instagram

PUEDES VER Conmoción en Argentina: tres hombres abusaron de una mujer con nueve meses de embarazo

“La verdadera batalla no es rescatarlos de los carniceros, aunque eso siempre da miedo. El desafío es cuidar a estos perros durante la pandemia”, contó la especialista al medio local.

Somali y cerca de 30 trabajadores del Refugio de Animales del barrio de Pejaten luchan por proteger a cientos de sabuesos siempre en cuando las donaciones lleguen a la institución en medio de la crisis sanitaria por la COVID-19.

Video Recomendado

Lazy loaded component