Reino Unido, EE. UU. y Canadá denuncian que Rusia intentó robar datos sobre la vacuna de COVID-19

Mundo LR

larepublica_pe

16 Jul 2020 | 21:24 h
Hackers rusos. Foto: referencial.
Hackers rusos. Foto: referencial.

En un comunicado, las agencias de estos tres países indicaron que APT29 es uno de los grupos que ha venido realizando ataques informáticos por todo el mundo.

El ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido denunció, junto a las agencias de Estados Unidos y Canadá, la existencia de ataques informáticos a laboratorios y empresas que tienen información sobre las posibles vacunas que pueden controlar el coronavirus.

“Tenemos pruebas claras de que estas bandas criminales están atacando activamente a organizaciones nacionales e internacionales, que están respondiendo a la pandemia de la COVID-19”, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab, en la rueda de prensa diaria sobre la crisis del coronavirus.

PUEDES VER Cuentas de Twitter de grandes empresarios fueron hackeadas

“Estamos trabajando con los blancos de esos ataques, con los objetivos potenciales, y con otros para asegurarnos que sean conscientes de la ciberamenaza, y que puedan tomar las medidas necesarias para protegerse o al menos mitigar el daño”, agregó.

La agencia británica NCSC y la empresa estadounidense CISA señalan a grupos denominados APT (“Advanced Persistent Threat”, amenaza persistente avanzada), más sofisticados que los ciberdelincuentes ordinarios porque se consideran vinculados a los Gobiernos de Rusia, China, Corea del Norte e Irán.

Según el ministro británico, este tipo de grupos tienen como objetivos el “fraude” o el “espionaje”. Además de ello, “robar datos personales”, “propiedad intelectual” o “información más amplia” y “a menudo están vinculados a agentes estatales”, añadió.

PUEDES VER Anonymous en Colombia: interrumpió reunión importante en Zoom [VIDEO]

En el comunicado señalan que APT29 es uno de los grupos que ha venido sosteniendo su actividad criminal alrededor del mundo y trabaja bajo seudónimos “The dukes” y “Cozy bear” y que “casi seguramente operan como parte de los servicios de inteligencia rusos”.

“Condenamos estos despreciables ataques contra los que hacen un trabajo vital para combatir la pandemia de coronavirus”, dijo el director de operaciones del NCSC, Paul Chichester. “Trabajando con nuestros aliados, el NCSC se compromete a proteger nuestros activos más críticos y nuestra principal prioridad en este momento es proteger el sector de la salud”.