EN VIVO - Juramentación de Pedro Castillo: sigue la previa de su asunción como presidente del Perú

Los fetos humanos se infectan rara vez con el nuevo coronavirus, según estudio en EE. UU.

Agencia AFP

Mujer embarazada. Foto: referencial.
Mujer embarazada. Foto: referencial.

Luego que un bebé naciera en marzo con coronavirus, el primer contagio de este tipo, médicos que atendieron el caso le hicieron seguimiento a la madre. Sin embargo, el pequeño se recuperó en tres semanas.

Publicidad

Los fetos rara vez se infectan con el nuevo coronavirus porque la placenta parece producir muy pequeñas cantidades del receptor que el virus utiliza para penetrar en las células humanas, concluye un estudio realizado en Estados Unidos.

Un bebé nació en Francia en marzo después de haber sido contaminado durante el embarazo, según una investigación publicada el martes 14 de julio por la revista Nature, el primer contagio de este tipo de acuerdo con los médicos que hicieron seguimiento a la madre.

El bebé tuvo síntomas neurológicos que se han relacionado con la COVID-19 en adultos, pero se recuperó en tres semanas.

PUEDES VER Expertos teorizan que las erupciones cutáneas pueden ser síntoma del coronavirus

En Italia, investigadores que estudiaron a unas 30 madres infectadas encontraron rastros del virus en una placenta, el cordón umbilical, la vagina de una madre y la leche materna, pero ningún bebé nació positivo para el SARS-CoV-2.

El nuevo estudio, realizado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) y publicado en la revista eLife también el martes 13 de julio, se basa en la secuenciación del material genético tomado de la placenta y de las membranas que contienen líquido amniótico.

Estas células no tenían las instrucciones genéticas para fabricar el receptor llamado ACE2, que se encuentra en otras partes del cuerpo y que se ha identificado como la puerta de entrada para el coronavirus, particularmente en los pulmones o el sistema digestivo.

“Las moléculas necesarias para que las células sean susceptibles de ser infectadas por el SARS-CoV-2 rara vez se manifiestan en la placenta”, dijo a la AFP el autor principal, Roberto Romero.

Por el contrario, los científicos constataron que las instrucciones genéticas necesarias para la creación de los receptores utilizados por el virus del zika o los citomegalovirus estaban presentes en forma abundante.

PUEDES VER Experto argentino en contra de la cuarentena: “El encierro debilita el sistema inmunológico”

"Esto demuestra que nuestros experimentos tienen sentido", agrega Romero.

Este trabajo ayudaría a explicar por qué la llamada transmisión “vertical” de la madre al bebé es tan inusual, del orden del 2 % de los embarazos en los que la mujer da positivo al virus.

Para estos bebés, los investigadores sostienen que el virus puede estar usando otra puerta de enlace, con moléculas diferentes al receptor ACE2, pero aún ignoran de cuáles se trata.