Inglaterra: arrestan a sujeto por morder a una gaviota que habría intentado robarle comida

Mundo LR

larepublica_pe

12 Jul 2020 | 17:37 h
Se desconoce el estado actual del animal. Foto: iStock.
Se desconoce el estado actual del animal. Foto: iStock.

El pájaro quedó lesionado tras el brutal ataque, según reporta la policía local. La ley inglesa castiga hasta con cárcel a quienes maltraten aves salvajes.

En Plymouth, Inglaterra, la policía arrestó a un sujeto por morder a una gaviota que, de acuerdo con el propio acusado, intentó arrebatarle comida que había comprado en McDonald’s. Se desconoce el estado actual del animal, que quedó lesionado a consecuencia del incidente.

El hecho se produjo el jueves 9 de julio a las 3.00 p. m. (hora local), de acuerdo con los agentes policiales, quienes relataron haber escuchado un alboroto. El individuo, de 26 años, aseguró que el pájaro lo atacó para quitarle su comida de McDonald’s y que, en respuesta, él lo agarró y lo mordió, según reporta el portal Plymouth Live de Inglaterra.

PUEDES VER EE. UU.: estaba a punto de ganar y caballo abandonó la competencia en la última vuelta [VIDEO]

Un vocero policial comunicó al citado medio que el hombre “hundió sus dientes en el animal antes de arrojarlo al piso. Los oficiales vieron el incidente e inmediatamente fueron a detenerlo”.

“La gaviota quedó claramente lesionada por el incidente, pero voló antes de que pudiéramos revisar su bienestar. No sabemos qué le sucedió posteriormente”, indicó el efectivo. Según mencionan las fuerzas del orden, el hombre dijo estar bajo los efectos de las drogas y fue trasladado a un hospital para su tratamiento.

PUEDES VER Bangladés: profanan la tumba de un bebé porque sus padres pertenecen a una minoría “infiel”

Varios medios británicos recordaron que, aunque las gaviotas suelen ser consideradas una molestia por algunos, son protegidas por la Ley de Vida Silvestre y Campo de 1981. Es ilegal (excepto bajo licencia) el matar, lesionar o atrapar aves salvajes o interferir con su nido o huevos. La pena máxima es de seis meses de prisión o una multa de 5.000 libras esterlinas.

También en Inglaterra, activistas denunciaron que un cisne murió “de tristeza” luego que unos sujetos destrozaran sus huevos y su pareja lo abandonara.