ALERTA - Este miércoles llega un lote de 50.000 dosis de vacunas de Pfizer al Perú, anuncia Sagasti

EE. UU.: joven muere por coronavirus tras contagiarse en una “fiesta COVID”, según médica

Mundo LR

larepublica_pe

11 Jul 2020 | 22:46 h
La doctora Jane Appleby indicó que la enfermedad "no discrimina y ninguno de nosotros es invencible". Foto: Efe.
La doctora Jane Appleby indicó que la enfermedad "no discrimina y ninguno de nosotros es invencible". Foto: Efe.

El hombre de 30 años creía que la enfermedad “era un engaño”, de acuerdo con la directora médica del hospital de San Antonio, donde ocurrió el deceso.

Un hombre de 30 años de San Antonio, Texas (Estados Unidos) falleció a causa del nuevo coronavirus, el cual contrajo al asistir a una “fiesta COVID”, según indicó una médica del hospital donde ocurrió el deceso. El joven, señaló, solía creer que la enfermedad “era un engaño”.

El hecho se dio a conocer recientemente por la doctora Jane Appleby, directora médica del Hospital Metodista de San Antonio. El evento al que asistió el paciente era “una fiesta organizada por alguien que ha sido diagnosticado con el virus de la COVID-19, y la idea es ver si el virus es real y si alguien es infectado”, relató la especialista a la estación WOAI-TV.

PUEDES VER Foto de un niño de tres años sobre el cadáver de su abuelo causa conmoción en la India

Tras la fiesta, el hombre enfermó gravemente y tuvo que ser derivado al mencionado hospital. Allí, comentó la médica, el individuo dijo a una enfermera antes de morir: “Creo que cometí un error. Pensé que esto era un engaño, pero no lo es”.

“Él realmente no creía. Pensó que la enfermedad era un engaño. Pensó que era joven e invencible y no se vería afectado por la enfermedad”, manifestó la doctora al canal KSAT de Estados Unidos.

PUEDES VER Australia: surfista de 15 años muere atacado por un tiburón en frente de sus amigos

Appleby afirmó que decidió hacer público el caso ante el incremento de casos de coronavirus en el condado de Bexar, donde está San Antonio, para hacer entender a la población “que el virus es muy serio y puede propagarse fácilmente”. La enfermedad, dijo, “no discrimina y ninguno de nosotros es invencible”.

Estados Unidos ha sobrepasado los 3,2 millones de infectados y los 134.000 fallecidos por el nuevo coronavirus. En dicho país causó polémica el caso de una joven de 17 años que murió con COVID-19 y cuyo informe forense reveló que tomó hidroxicloroquina.