ELECCIONES 2021 - Así va la intención de voto según la última encuesta de IEP

Argentina: festejaba sus 18 años, salió a comprar y fue asesinado de un disparo por policías

Mundo LR

larepublica_pe

11 Jul 2020 | 11:06 h
Lucas Nahuel Verón había celebrado sus 18 años cuando murió de un balazo. Foto: El Clarín.
Lucas Nahuel Verón había celebrado sus 18 años cuando murió de un balazo. Foto: El Clarín.

El joven fue herido de bala en el pecho luego de una persecución policial. Hay dos policías detenidos.

Un joven de 18 años fue asesinado este viernes de un balazo en el pecho luego de una persecución policial en La Matanza, uno de los 135 partidos de la provincia argentina de Buenos Aires (Argentina). El homicidio ocurrió cerca de la 1.30 de la madrugada cuando la víctima, identificada como Lucas Nahuel Verón, regresaba de festejar su cumpleaños en una moto junto a su amigo y fue herido de bala por dos policías que luego fueron detenidos.

El hombre fue trasladado por sus familiares al hospital Simplemente Evita de González Catán por una herida de arma de fuego. Los médicos atendieron a Verón pero falleció como consecuencia de las lesiones sufridas.

PUEDES VER Viróloga huyó de China: “Sé cómo ocultaron la COVID-19, la OMS lo sabía... van a matarme”

Bajo las instrucciones de un fiscal, la comisaría de la zona inició las investigaciones para resolver el crimen. Por razones que aún no se conocen, Verón y su amigo que iban en una moto, fueron perseguidos por un vehículo del Comando de Patrullas en el que iba una pareja de policías, en el cruce de las calles Llerena y Coronel Achega.

Según La Nación, la móvil impactó por detrás de la moto de los jóvenes quienes cayeron al piso y corrieron en dirección al barrio El Talita. En ese momento, un agente bajó del auto y realizó entre dos y tres disparos, uno de los cuales cayó en Verón.

PUEDES VER Avión espía de EE. UU. es interceptado por cazas rusos sobre el mar de Japón

A pesar del impacto, el joven de 18 años siguió corriendo pero cayó al piso gravemente herido. Inmediatamente, el amigo fue a la casa de la víctima, que quedaba a una cuadra y media, para avisarle a la familia.

Mientras que los policías se fueron del lugar y no dieron parte de la situación a sus superiores. El fiscal a cargo de la investigación pidió las cámaras de la zona e identificó al vehículo. Ordenó la detención de los agentes quienes rendirán cuentas de lo que sucedió, en tanto, Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires desvinculó a los policías y les retiró el permiso de uso de uniforme, placa y armas.