La sangre azul de los cangrejos: ¿por qué es clave en el desarrollo de una vacuna contra la COVID-19?

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

10 Jul 2020 | 17:18 h
La sangre azul del cangrejo de herradura y su papel en la búsqueda de una vacuna contra la COVID-19. (Foto: Uol / Vix)

Este líquido azul extraído de los cangrejos de herradura serían un determinante a la hora de probar la vacuna contra el coronavirus en los humanos.

Los científicos en el mundo siguen buscando una vacuna contra la COVID-19. En, Estados Unidos, por ejemplo, es menester encontrarla lo más antes posible debido al incremento de infectados y, en consecuencia, de muertos. En este contexto, la sangre azul del cangrejo herradura ganó protagonismo. Y esta no sería la primera vez.

La sangre azul del milenario animal marino ha sido de gran ayuda para la ciencia en su intento de crear vacunas y curas para una o varias enfermedades. Las propiedades de este líquido color cobalto serían muy importantes para la medicina. Sobre todo para frenar algunos anticuerpos en los productos finales de esta materia.

PUEDES VER: “Perú es candidato a que se implemente la vacuna de Janssen”

En plena crisis sanitaria por la COVID-19, esta sangre mantiene su vigencia. Los médicos, científicos y varios especialistas han recurrido a este líquido para cerciorarse de que las vacunas en proceso no contienen bacterias ni componentes nocivos para la salud humana.

Los cangrejos de sangre azul son estudiados desde el siglo XIX. (Foto: BBC)

Los ejemplares de estos “fósiles vivos” son llevados por millares a los laboratorios en Estados Unidos para extraer su sangre de una vena cercana a su corazón. Al final, son liberados. No obstante, los activistas animalistas aseguran que “hasta un 30% muere por este procedimiento”. “La donación”, inclusive, provocaría que las hembras tengan menos probabilidades de “aparearse”.

PUEDES VER: Avifavir: ¿qué es, para que sirve y dónde comprar el medicamento ruso contra la COVID-19 en Latinoamérica?

“En este momento, extraen sangre de alrededor de medio millón de cangrejos”, indica a la BBC la doctora Barbara Brummer, quien encabeza un equipo que trabaja en la conservación de la naturaleza del estado de Nueva Jersey, donde se capturan muchos de estos animales en Estados Unidos.

En el 2016 se creó una alternativa para reemplazar el uso desmedido de estos animales marinos, pero la Farmacopea de Estados Unidos dijo que no podían confiarse y postergó esta transición. “Mi preocupación es sobre la población de los cangrejos herradura, porque son una parte clave del ecosistema”, cuenta Brummer respecto al uso que se hace ahora para hallar una vacuna contra la COVID-19.

Video Recomendado

Lazy loaded component