Argentina: mujer encontró parte de una rata en el interior de una caja de puré de tomate

Tras haber usado el ingrediente en una de sus comidas, terminó con problemas digestivos. Además, realizó una denuncia para que retiraran el lote, pero no recibió respuesta.

La mujer terminó con problemas estomacales durante dos días tras consumir un guiso preparado con el ingrediente. Foto: Minuto Uno
La mujer terminó con problemas estomacales durante dos días tras consumir un guiso preparado con el ingrediente. Foto: Minuto Uno
Mundo LR

Una mujer jubilada, de 67 años, de la localidad de Escobar, en Argentina, compró una caja de puré de tomate y la usó para preparar un guiso, el cual le causó malestares gástricos. Cuando intentó utilizar la sustancia por segunda vez, abrió más el recipiente y halló algo desagradable: la piel de una rata.

En conversación con el sitio Minuto Uno, Inés Quinteros contó: “Yo compré la caja 17 de abril, no la usé enseguida, la dejé guardada y la abrí el 6 de mayo porque todavía estaba en fecha. Usé un poquito para hacer un tuco y lo que sobró lo fui a colocar en un táper, pero estaba pegado, entonces abrí más la caja y me encontré con el pedazo de cuero de rata”.

PUEDES VER Argentina: mujer denunció que fue obligada a trabajar y la despidieron al contagiarse de COVID-19

Después de haber consumido una comida en la que usó el puré, la mujer terminó con un problema estomacal. “Yo ya me había comido los tallarines y estuve dos días descompuesta”, señaló.

Asimismo, aseguró que presentó un reclamo a diferentes organismos, pero nadie se hizo responsable de la situación.

“Llamé a Arcor para avisar y que retiraran ese lote y me dijeron que guardara la caja que pasaban a retirarla. La metí en el refrigerador y hasta la fecha no vinieron. También llamé al supermercado, y en Defensa del Consumidor no me dieron una respuesta. Me preocupa porque, así como me pasó a mí, le pudo haber tocado a cualquiera”, explicó al medio local.

PUEDES VER Estados Unidos: mujer recupera cartera 58 años después de haberla perdido

Ante la falta de respuesta por parte del Estado y las empresas, Quinteros guardó la caja y realizó una denuncia. “Hablan de bromatología, de defensa del consumidor, pero nos están envenenando. Esta gente tiene que revisar a sus empleados y lugares donde empacan estos alimentos, porque no puede ser que aparezcan animales y dentro del contenido”, recalcó.

Por su parte, Andrea Falncone, abogada que asesora a la jubilada, mencionó que las empresas no tratan correctamente una crisis cuando hay contaminación de alimentos. “Pasaron dos meses y nadie dijo nada. En todo este tiempo se notó cómo durante la pandemia el Estado desapareció. La ANMAT no contesta, Arcor le ofreció darle una cajita de puré de tomate de repuesto y como no quería le ofreció bombones”, sostuvo.