Brasil: niño de 2 años es atropellado por un auto y sale ileso del accidente

Una cámara de seguridad captó el preciso instante en que el pequeño cruza solo la calle, ante el descuido de su madre, y el vehículo lo arrolla.

El niño de dos años que fue atropellado por un auto terminó con un diente roto y con un leve rasguño en la nuca. Foto: Captura/Daily Mail
El niño de dos años que fue atropellado por un auto terminó con un diente roto y con un leve rasguño en la nuca. Foto: Captura/Daily Mail
Mundo LR

Un niño de dos años fue atropellado por un auto en el municipio de Araguari, ubicado al norte de Brasil. Pese al estremecedor accidente, que fue registrado por las cámaras de seguridad de la zona, el menor sobrevivió, informó Daily Mail.

El incidente ocurrió el pasado 24 de junio, cuando la víctima, identificada como Theo Reis, salía de la vivienda de su abuela. Se encontraba junto a su madre, por lo que juntos cruzaron la calle y abrieron las puertas del auto en el que vinieron para volver a su domicilio, detalló el medio británico.

PUEDES VER Hombre que mató accidentalmente a su amigo: “Quise hacer una joda y le pegué el tiro”

Sin embargo, mientras la mujer preparaba la movilidad, su hijo cruzó desprevenido la pista para volver a despedir a su abuela, sin pensar que estaba a punto de protagonizar un escalofriante momento.

Cuando su madre se dio vuelta para ver donde estaba Theo, ya era demasiado tarde para evitar el impacto. De igual forma sucedió con el conductor de la camioneta, ya que no pudo frenar a tiempo. El pequeño cayó al piso por el choque y después fue arrollado por las llantas del vehículo blanco. La mujer rápidamente corrió para auxiliarlo y lo trasladó hasta la vereda.

PUEDES VER Saquean camión de cerveza que se volcó en una carretera de Colombia [VIDEO]

Posteriormente, el infante fue trasladado a un centro médico de la localidad. No obstante, los médicos examinaron al niño y se sorprendieron por su buen estado de salud, puesto que no tenía ningún hueso roto, sino que se le había roto un diente y había sufrido un pequeño moretón en la nuca.

“Los huesos de los niños son más maleables, tienen una composición diferente. Son más elásticos. Por eso cuando el móvil pasó sobre él con esa velocidad, esta maleabilidad y elasticidad le permitieron estar bien sin romperse ningún hueso”, señaló la pediatra Ana Escobar.