Paraguayo asesina con un cuchillo a su compatriota por una botella de vino en Argentina

Mundo LR

larepublica_pe

06 Jul 2020 | 16:39 h
El sujeto cambió sus prendas de vestir manchadas de sangre con la intención de no ser detenido. (Foto: Pixabay)
El sujeto cambió sus prendas de vestir manchadas de sangre con la intención de no ser detenido. (Foto: Pixabay)

El agraviado no puso resistir las lesiones que tuvo en el estómago y tórax.

Un sujeto asesinó a otro, debido a que tuvieron un altercado por una botella de vino en la localidad de Ingieniero Budge, ubicado en el partido de Lomas de Zamora, en Argentina.

Según informó el portal Crónica, la víctima fue un paraguayo de 32 años, identificado como Catalino Benítez Villalba, y fue atacado por otro hombre de la misma nacionalidad.

PUEDES LEER: EE. UU.: madre contrató a un sicario para asesinar a su hijo y a su enamorada

El citado medio indicó que el suceso ocurrió dentro de una vivienda y el asesino, llamado Juan y apodado como Chebo, estaba comiendo con otras personas y acuchilló al afectado. Las autoridades señalaron que el agraviado tuvo lesiones en su tórax y estómago.

A pesar que fue trasladado a un centro de salud, los médicos no pudieron salvarle la vida tras las graves heridas que sufrió.

Los agentes policiales lograron detener al homicida que se encontraba en estado de ebriedad cuando mató a su compañero. Ellos manejan la hipótesis que el individuo se habría cambiado su polo y pantalón, debido a que estaban manchados de sangre.

PUEDES LEER: Museo Louvre de París volverá a abrir sus puertas este lunes

Sorprenden a mujer trepando pared de hospital para visitar a familiar con COVID-19

Al mismo estilo del Hombre Araña, una mujer fue sorprendida trepando una de las paredes del Hospital Muñiz en Buenos Aires, Argentina, al no permitirle su ingreso a las salas con pacientes COVID-19.

En un video grabado el pasado jueves desde el interior del centro de salud se ve a la intrépida dama intentando ingresar por una de las ventanas del primer piso para ver a su familiar internado por presentar síntomas de coronavirus.

Cuando ya estaba colgada de una cornisa y a punto de lograr su objetivo, una enfermera que notó la osadía de la mujer dio aviso al personal policial. A los pocos minutos, una agente trepó la misma pared para disuadirla de su accionar. Otro empleado de sanidad la apoyó. La dama hizo caso a las recomendaciones de los empleados de seguridad y accedió a bajar de la pared, informó Telefe.

Según se conoció, la mujer tenía un familiar con COVID-19 internado en el nosocomio y quiso visitarlo, pero el protocolo impide que los infectados reciban visitas debido a que están en aislamiento total.