Argentina: ladrón muere quemado en el incendio de una iglesia, pero una Biblia quedó intacta

El sujeto entró a robar a un templo adventista, que terminó destruido por las llamas, excepto un libro que seguía como si nada hubiera pasado: una Biblia.

Ladrón que entró a robar a una iglesia murió quemado y en medio de las llamas los bomberos descubrieron una Biblia. Foto: Aires de Santa Fe
Ladrón que entró a robar a una iglesia murió quemado y en medio de las llamas los bomberos descubrieron una Biblia. Foto: Aires de Santa Fe
Mundo LR

Un delincuente falleció incinerado en el interior de una iglesia adventista de la localidad de Ingeniero White, en la ciudad de Buenos Aires (Argentina), donde irrumpió junto a otros dos cómplices para robar un envase metálico que contenía líquido inflamable.

Según reveló el sitio Infobae, el siniestro se registró cerca de las 3:00 a. m. en un templo, ubicado en la calle Carrega 3435. Tras la alerta a las autoridades, los bomberos acudieron al lugar para neutralizar el fuego, que se originó por causas desconocidas, y luego encontraron un cuerpo sin vida detrás de la puerta principal del establecimiento.

PUEDES VER Venezuela: encuentran a una bebé de dos años dentro de una cárcel

La persona fallecida fue identificada como Elías Ramón Arce, de 25 años. De acuerdo al reporte de la Policía, gracias al trabajo de investigación y a la recopilación de testimonios de los integrantes del Comando Patrulla y de la Comisaría Tercera, se logró determinar que los individuos habían ingresado con intención de robo.

Los ladrones que no fueron alcanzados por las llamas lograron escapar con una garrafa de 10 kilos y tirantes de madera que fueron abandonados a unas cuadras de la iglesia, detallaron las indagaciones.

El daño material de las instalaciones fue casi total. Lo único que no fue arrasado por el incendio fue una Biblia, que quedó ilesa en un atril. Tanto los vecinos como los bomberos se mostraron admirados al ver lo único que se había salvado del incendio: la Sagrada Escritura.

PUEDES VER Sacerdote narra su experiencia de tratar a pacientes con coronavirus

“De la Biblia solamente se quemó la tapa. A pesar de que las hojas son finitas, no se quemó nada. Ni eso ni otras cajas que tenían más biblias y más material didáctico”, contó uno de los voluntarios al portal Aires de Santa Fe.