EE. UU.: hombre tetrapléjico murió con COVID-19 al no recibir tratamiento contra la enfermedad

La esposa de Michael Hickson aseguró que lo asesinaron al negarle las medicinas, trasladarlo a un hospicio y no alimentarlo por seis días.

Michael Hickson sufrió un paro cardíaco en el 2017 y tuvo complicaciones que lo dejaron tetrapléjico. (Foto: Washington Post)
Michael Hickson sufrió un paro cardíaco en el 2017 y tuvo complicaciones que lo dejaron tetrapléjico. (Foto: Washington Post)
Mundo LR

Un hombre con discapacidad murió de COVID-19 luego de que los médicos de un hospital de Texas, Estados Unidos, se negaran a conectarlo a un respirador artificial al considerar que por su estado de salud era inútil realizar una intervención adicional, informó Washington Post.

Michael Hickson, de 46 años y padre de cinco hijos, sufrió un paro cardíaco en el 2017 y tuvo complicaciones que lo dejaron tetrapléjico y con daños cerebrales. Cuando se enfermó de coronavirus presentó un cuadro de neumonía, una infección del tracto urinario y sepsis, una respuesta inmune y peligrosa que conduce a insuficiencia orgánica multisistémica.

PUEDES VER: Investigador asegura que el pisco sería chileno ante nuevo “hallazgo histórico”

Un médico explicó a la familia que había pocas esperanzas de que Hickson sobreviviera o recuperara la “calidad de vida”. Pero a su esposa Melissa le preocupaba que los médicos valoraran menos la vida de su pareja porque era un hombre afroamericano con discapacidad.

Michael estaba consciente aunque no podía comunicarse verbalmente. (Foto: Washington Post)

Después de su muerte el 11 de junio, varios videos compartidos en línea por Melissa alegaron que su deceso fue resultado de maltrato y negligencia por parte del personal del Centro Médico St. David’s South Austin.

“Estoy haciendo este video porque sé que han habido muchas preguntas sobre lo que le sucedió. Y la verdad es que fue asesinado”, dijo Melissa sobre su difunto esposo. Ella recordó su admisión al nosocomio el 2 de junio por síntomas indicativos de una infección grave con el nuevo coronavirus. Hickson fue trasladado a un piso de hospicio en el centro médico el mismo día, 5 de junio.

La muerte de Hickson se produjo en medio de un aumento de casos de coronavirus reportado en todo Texas. (Foto: Washington Post)

La mujer aseguró que los cuidadores de hospicio le ocultaron comida, líquidos y cualquier tipo de tratamiento médico al padre de sus hijos y en su lugar le dieron analgésicos hasta su muerte, seis días después.

PUEDES VER: EE. UU.: cientos celebraron el 4 de julio sin respetar el distanciamiento ni el uso de mascarillas [VIDEO]

La doctora que lo atendía le dijo a Melissa que su marido no recibiría tratamiento debido a su discapacidad. Michael estaba consciente aunque no podía comunicarse verbalmente. Respondió a los chistes, sacudió la cabeza y lanzó un beso a su esposa durante una llamada de FaceTime. Melissa preguntó si podía rezar con su marido y sus hijos, a lo que él asintió con la cabeza.

En un video publicado en YouTube el 29 de junio, Melissa declaró que no se le informó de su muerte durante más de 12 horas. El deceso de Hickson se produjo en medio de un aumento en los nuevos casos del nuevo coronavirus reportado en todo Texas. Como resultado, los centros médicos en varias áreas afectadas han visto un aumento en los ingresos de pacientes con COVID-19, y las UCI de Houston alcanzaron el 102 % de capacidad el miércoles.