ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionales

El médico que se adelantó a la OMS y recomendó uso de mascarillas pese a las críticas

El pasado 13 de marzo, cuando pocos hablaban de la COVID-19 y la OMS insistía en que no hacía falta usar barbijo, el neurólogo argentino Conrado Estol predijo su uso masivo.

La Republica
“Cállenlo, ¿qué sabe este de coronavirus? Si es un neurólogo”, lo criticaban. Foto: Difusión Clarín.
Mundo LR

El 13 de marzo pasado, en Argentina, el neurólogo Conrado Estol se volvió tendencia por un video donde recomendaba el “aislamiento físico”, cuando aún no se calculaba la magnitud ni el azote del coronavirus (COVID-19) en la región latinoamericana.

El clip tuvo más de 80.000 reproducciones y solo una semana después, tras leer varios trabajos que advertían sobre muchos infectados asintomáticos, Estol causó revuelo al compartir otro clip donde hacía énfasis en el uso masivo de las mascarillas caseras.

PUEDES VER OMS pide incrementar producción de dexametasona y alerta de posibles productos “falsificados” [VIDEO]

Ocurrió cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) insistían en que aún no era necesario el uso del barbijo; sin embargo, él explicó por primera vez cómo hacerlos en la comodidad de casa. Desde entonces lo llaman el “Doctor Tapabocas”.

No pasó mucho tiempo para que el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos y luego la OMS, ante el avance del coronavirus (COVID-19), recomendaran el implemento de manera oficial. Antes él era el único que se animaba a hablar sobre tapabocas.

“Cállenlo, ¿qué sabe este de coronavirus? Si es un neurólogo”, lo criticaban por entonces en Argentina, pero aún así el “Doctor Tapabocas” salía al frente a través de sus plataformas.

En diálogo con Clarín, el especialista de 60 años —director y fundador de la “Unidad de ACV” del Sanatorio Güemes, una de las pocas en Latinoamérica— subrayó que como el coronavirus (COVID-19) es un tema en desarrollo, profesionales de otras especialidades pueden abordarlo.

Sin embargo, urge “hacer bien los deberes”. En su sección Detrás del barbijo, el diario argentino resalta: Conrado Estol “cree que todo médico que tenga una formación sólida de base, tiene la capacidad de analizar estudios científicos y extraer información válida y práctica para la población”.

“A su extensa experiencia en el diseño y publicación de trabajos científicos, él le sumó varias horas de lectura diaria de material sobre la COVID-19 para convertirse en un divulgador sobre el virus que tiene en vilo al mundo”.

¿Cuál es la trayectoria de Conrado Estol?

Con una especialización en Neurología en la Universidad de Pittsburgh, Pennsylvania, y otra en Boston, donde trató al primer paciente que recibió la medicación que abre las arterias en un ACV, el experto argentino ha publicado unos 160 trabajos, incluso en la prestigiosa revista médica The Lancet.

Lazy loaded component

Ha brindado más de 230 entrevistas desde que saltó a la escena pública y mencionó a Clarín que no busca esa respuesta mediática; lo hace solo por voluntad.

PUEDES VER OMS alerta que falta oxígeno ante la pandemia: “80 % del mercado está en pocas empresas” [VIDEO]

También ha recalcado que se “metió” con el coronavirus (COVID-19) porque “siempre le importó comunicar y para que la gente entienda la enfermedad”.

Coronavirus: OMS sobre mascarillas

A inicios de junio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que los Gobiernos deben incitar el uso de mascarillas cuando la transmisión del coronavirus es generalizada y el distanciamiento social no es posible.

El director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, agregó que “en áreas con transmisión comunitaria, aconsejamos que las personas mayores de 60 años, o aquellas con condiciones de salud subyacentes, utilicen una máscara médica en situaciones donde el distanciamiento físico no es posible”.

La OMS también emitió nuevas directivas respecto a la composición de las máscaras de tejido no médico y advirtió que deben constar de, al menos, tres capas de material diferente.

Tedros subrayó que las máscaras eran solamente una parte de una estrategia eficaz para suprimir el virus y podían llevar a la gente a una falsa sensación de seguridad. Dijo que no reemplazaban el distanciamiento físico ni la higiene de las manos.

Con información de AFP.