El pez remo y la falsa creencia que lo relaciona a los terremotos

Mundo LR

larepublica_pe

23 Jun 2020 | 19:02 h
El pez remo es una especie marina que la mitología japonesa asocia con las catástrofes naturales, pero la ciencia ha realizado estudios que sustentan lo contrario. Foto: Composición LR.
El pez remo es una especie marina que la mitología japonesa asocia con las catástrofes naturales, pero la ciencia ha realizado estudios que sustentan lo contrario. Foto: Composición LR.

El animal se deja ver pocas veces en la superficie. Su aparición hace algunos días ha sido relacionada con el último sismo de magnitud 7,5 ocurrido en México, pero un grupo de investigadores han realizado trabajos con contundentes conclusiones.

El Regalecus glesne, conocido como pez remo, ha sido nombrado una vez más en los últimos días tras ser hallado por unos pescadores en la isla de Cozumel, en el estado de Quintana Roo, México y por su supuesta relación con terremotos y tsunamis.

La mitología japonesa dice que existe una especie de serpiente marina llamada Namazu que vive debajo de la isla de Japón y genera terremotos cuando sale de su guarida. Usuarios en las redes sociales han relacionado su última aparición con el sismo de magnitud 7,5 que sacudió a México este 23 de junio, dejara seis muertos, daños materiales y provocara una alerta de tsunami para Centroamérica, Ecuador, Perú y Hawái.

PUEDES VER Sismo en México: dos nuevas réplicas de 4.6 y 5.2 sacuden Oaxaca en menos de una hora

De acuerdo a la leyenda del país asiático, la especie marina estaba ligada a monstruos mitológicos y podía comunicarse con los seres humanos e incluso podría convertirse en uno si lo quisiera.

En Japón, el pez remo es considerado un monstruo mitológico. Foto: Difusión.

¿Qué dice la ciencia sobre el pez remo?

Un equipo creado por el Instituto de Investigación y Desarrollo de los Océanos de la Universidad de Tokai y por la Universidad Prefectural de Shizuoka desarrolló una investigación exhaustiva en 2019 sobre el pez remo y otras siete especies marinas relacionadas a catástrofes naturales.

Según el portal Nippon, el equipo repasó la bibliografía y recurrió a las hemerotecas de los periódicos regionales para examinar lo ocurrido cada una de las 336 veces en que se registraron avistamientos o capturas de ejemplares de dichas especies entre noviembre de 1928 y marzo de 2011.

El trabajo consistió en contabilizar los movimientos sísmicos de magnitud igual o superior 6 en la escala de Richter, ocurridos en un radio de 100 kilómetros del lugar del descubrimiento durante los 30 días siguientes.

El único caso en el que determinaron alguna relación fue el terremoto de la costa de Chūetsu (Niigata) del 16 de julio de 2007 y concluyeron que todo era una superstición porque no hay fundamentos estadísticos, según reseñó el citado medio.

El profesor Orihara Yoshiaki, líder de la investigación, aseveró que quedó desacreditada la idea de que la aparición de peces abismales en la superficie marina esté vinculada con la actividad sísmica. “Todavía es pronto para pronunciarse sobre la veracidad del resto de las ideas populares sobre este tema”, puntualizó.

El Pez remo puede llegar a medir hasta 17 metros. Foto: Difusión.

También, aseguró que está dispuesto a seguir investigando para deslindar los verdaderos fundamentos de la superstición de los ciudadanos y que son replicados en los medios de comunicación.

PUEDES VER Muertos y heridos tras terremoto de 7,5 en México

Último avistamiento del pez remo en México

Luego de registrarse un potente terremoto en México este martes 23, usuarios en redes sociales lo asociaron con la aparición del pez remo, ocurrida en la isla Cozumel, en días pasados.

Pescadores exhiben el pez remo encontrado en aguas mexicana semanas atrás. Foto: Facebook.

“Pez remo. Cozumel, Quintana Roo”, dice el pescador, mientras muestra al animal marino en un video que compartió en la cuenta de Facebook Macheto Snap Cozumel Surf.

Los marineros navegaban en su bote cuando lo vieron flotando en el agua y prácticamente estaba inerte. No obstante, la ciencia ha determinado desde 2019 que cuando el pez llega a la superficie no guarda relación con los desastres naturales que pueden ocurrir en el futuro y en determinando lugar.