Supremo de EE. UU. protege a los inmigrantes y Trump responde: “Es horrible”

Unos 650.000 jóvenes indocumentados quedan protegidos ahora ante los intentos de deportación de Trump. "Necesitamos más jueces", dijo el mandatario.

Manifestación a las afueras de la corte mientras discernían sobre el tema de los 'dreamers'. Foto: EFE
Manifestación a las afueras de la corte mientras discernían sobre el tema de los 'dreamers'. Foto: EFE
Mundo LR

El Tribunal Supremo de Estados Unidos (EE. UU.) decidió este jueves mantener en pie el programa de Acción Diferida Para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés), que protege de la deportación a unos 650.000 jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores”, en un inesperado revés para el presidente, Donald Trump.

En una sentencia ajustada, por cinco votos a favor y cuatro en contra, el Supremo concluyó que Trump no siguió los mecanismos establecidos en la ley cuando interrumpió en 2017 el programa DACA, creado en 2012 por el expresidente Barack Obama y que ha permitido trabajar o estudiar a miles de indocumentados que llegaron a EE. UU. de niños.

PUEDES VER: Bolton: Trump perseguía a Kim Jong-un para regalarle un peculiar CD

Estas decisiones horribles y políticamente cargadas que salen del Tribunal Supremo son como ráfagas de escopeta en la cara de la gente que se enorgullece de llamarse republicanos o conservadores”, respondió rápidamente el mandatario en su cuenta oficial de Twitter.

Históricamente el máximo tribunal ha estado compuesto por personas de ambos lados ideológicos. Son nueve integrantes, de los cuales actualmente cuatro se consideran progresistas.

“La decisión del DHS (siglas del Departamento de Seguridad Nacional) de acabar con DACA fue arbitraria y caprichosa”, escribió el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, de tendencia conservadora, en un argumento al que se sumaron los cuatro jueces progresistas de la corte.

PUEDES VER: EE.UU.: el libro de Bolton que pone en peligro la reelección de Trump

En su tuit, que ha recibido más de 62.000 me gusta, cargó contra los integrantes de la única corte establecida en Estados Unidos. “Necesitamos más jueces o perderemos nuestra Segunda Enmienda y todo lo demás”.

La Segunda Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos protege el derecho de la ciudadanía de poseer y portar armas. De cara a las elecciones presidenciales a llevarse a cabo en noviembre, añadió: “¡Vota por Trump este 2020!”.

Triunfo para los ‘dreamers’

La corte no entró a valorar la legalidad de DACA, sino que rechazó “el procedimiento” que usó el Gobierno de Trump a la hora de tumbar el programa, y dejó claro que la Casa Blanca puede intentar interrumpirlo de nuevo si quiere, pero es probable que le resulte complicado hacerlo antes de las elecciones de noviembre.

PUEDES VER: Donald Trump afirmó que existe “una vacuna contra el sida” en plena conferencia [VIDEO]

La decisión supone una enorme victoria y un alivio para los centenares de miles de “soñadores”, que esperaban con nerviosismo un veredicto del que dependen sus proyectos de vida, que han quedado en limbo desde que Trump anunció la interrupción del programa hace casi tres años.

Esta espera me está matando", escribía este lunes la "soñadora" mexicana Reyna Montoya en un tuit.

Muchos de esos jóvenes eran pesimistas sobre la decisión del Supremo, debido a que la mayoría conservadora de la corte incluye a dos jueces nominados por Trump, Brett Kavanaugh y Neil Gorsuch.

PUEDES VER: Sobrina de Trump publicará libro que explica cómo se convirtió en el ‘hombre más peligroso del mundo’

Ambos se opusieron este jueves a la decisión de la mayoría de los jueces de mantener en pie el programa y alegaron, en un argumento firmado por el magistrado conservador Clarence Thomas, que la decisión de sus colegas es “un intento de evitar una decisión (de Trump) políticamente controvertida, pero legalmente correcta”.

Aunque Trump anunció la interrupción del programa DACA en 2017, los fallos de jueces federales le obligaron a seguir renovando los permisos de aquellos jóvenes indocumentados que ya eran beneficiarios del programa en esa fecha, y que bajo la medida, debían actualizar sus documentos cada dos años.

Con información de EFE