Hallan el ‘planeta mellizo’ de la Tierra: orbita una estrella similar al Sol y su año dura 378 días

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

11 Jun 2020 | 16:01 h
El KOI-456.04 destaca entre los 4.000 exoplanetas conocidos hasta ahora. Foto: MPS / René Heller.
El KOI-456.04 destaca entre los 4.000 exoplanetas conocidos hasta ahora. Foto: MPS / René Heller.

El KOI-456.04 tiene aproximadamente 1.9 veces el tamaño de la Tierra y es potencialmente habitable. Fue hallado mediante el análisis de datos antiguos que recogió la Misión Kepler de la NASA.

En la constelación de Lyra, ubicada a unos 3.000 años luz del sistema solar, los científicos han encontrado el ‘planeta mellizo’ de la Tierra. Se trata del exoplaneta KOI-456.04, que tiene aproximadamente 1.9 veces el tamaño del nuestro, es potencialmente habitable, gira alrededor de una estrella similar al Sol y su año dura 378 días.

El KOI-456.04 destaca entre los 4.000 exoplanetas conocidos hasta ahora porque además emite luz visible y se encuentra en la zona habitable de su estrella, lo cual permite la existencia de agua superficial líquida.

PUEDES VER Identifican un primer caso de VIH resistente a casi todos los antirretrovirales

Esta “combinación” lo convierten en “especial y familiar”, apuntó el doctor René Heller, que lideró el estudio junto a un equipo del Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar en Gotinga (Alemania) y las universidades de California, en Santa Cruz, en Estados Unidos, además de la agencia espacial NASA.

Los resultados fueron publicados la última semana en la revista Astronomy & Astrophysics. Todo apunta a que el KOI-456.04, hallado mediante el análisis de datos antiguos que recogió la Misión Kepler de la NASA, representa uno de los análogos más cercanos a la Tierra encontrado hasta ahora.

Sin embargo, los autores advirtieron que hace falta mucha más investigación para dar con datos que permitan declararlo formalmente como un planeta.

Características del KOI-456.04

La “estrella huésped” del KOI-456.04, “llamada Kepler-160, emite luz visible realmente" a diferencia de los demás exoplanetas, que “emiten radiación infrarroja, son más pequeñas y más débiles que el Sol y, por lo tanto, pertenecen a la clase de estrellas enanas rojas”.

“Actualmente no se puede descartar del todo que KOI-456.04 sea un error estadístico o un error sistemático de medición en lugar de un planeta genuino”, escribieron. Por ahora estimaron su naturaleza planetaria en un 85%, pero “obtener un estatus formal requiere de un 99%”.

El KOI-456.04 es “relativamente grande en comparación con otros que se consideran potencialmente habitables”, sin embargo, “la combinación de su tamaño de menos del doble de la Tierra y el tipo de estrella central del sistema lo hacen tan especial y familiar”.

Si la atmósfera de KOI-456.04 es como la de la Tierra –si tiene un efecto invernadero leve–, su temperatura superficial promedio sería de aproximadamente 5 grados Celsius, en comparación con el promedio de la Tierra de 15 grados Celsius, según el Instituto Max Planck.

PUEDES VER Detectan una enzima en el nuevo coronavirus que podría ser su punto débil

Los futuros telescopios espaciales jugarán un papel determinante en su estudio.

La NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Canadiense planean lanzar el telescopio espacial James Webb en 2021, mientras que el telescopio espacial PLATO de la Agencia Espacial Europea, programado para lanzarse en 2026, se centrará en encontrar planetas similares a la Tierra que orbitan como un sol estrellas.

¿Qué hace que un exoplaneta sea habitable?

Para ser considerados habitables, los planetas deben orbitar una estrella estable a una distancia que mantenga una temperatura adecuada para el agua líquida. La galaxia podría contener hasta 10 mil millones de planetas similares a la Tierra, sugieren algunas estimaciones, aunque solo se han identificado unos 4.000.

La gran mayoría de los exoplanetas no cumplen con las condiciones requeridas para que exista vida.

De los exoplanetas conocidos que orbitan una estrella similar al Sol, la mayoría son mucho más grandes que la Tierra, generalmente del tamaño de Neptuno (cuatro veces el tamaño de la Tierra).

Estos planetas más grandes tienden a atrapar demasiado hidrógeno en sus atmósferas.

Video Recomendado

Lazy loaded component