Muere lechuza que fue apedreada por insólita razón: pensaban que tenía coronavirus

Mundo LR

larepublica_pe

05 Jun 2020 | 16:46 h
"Tenemos más de 60 reportes de aves en general que han sufrido ataques", señaló la directora de la Asociación Proyecto Santa María.
"Tenemos más de 60 reportes de aves en general que han sufrido ataques", señaló la directora de la Asociación Proyecto Santa María.

El animal tenía laceración en el hígado, además de una ruptura en la vesícula biliar tras ser atacado en México.

En México, una lechuza murió tras ser atacada por habitantes con piedras y objetos en la comunidad maya de Timucuy, debido a que tenían miedo de que tenga el coronavirus.

Según informó Televisa, luego de la agresión, estas personas le rociaron agua bendita. El animal fue rescatado y lo llevaron a la Asociación Proyecto Santa María para que puedan salvarle la vida, pero finalmente murió.

PUEDES VER: Policías empujaron a hombre de 75 años, se golpea la cabeza y empieza a sangrar en Nueva York [VIDEO]

La directora de este proyecto, Vanesa Martínez, manifestó que en la necropsia encontraron que “tenía laceración en el hígado”. Además, aseguraron que tenía una ruptura de la vesícula biliar.

“Tenemos más de 60 reportes de aves en general que han sufrido ataques. En especial para lo de las lechuzas, se cree que son de mal agüero, ese es como el motivo principal de por qué las personas de las comunidades las atacan. Las lechuzas no tienen ninguna relación con la COVID-19”, indicó Martínez.

Asimismo, el director del Parque Zoológico El Centenario, Iber Rodríguez, manifestó que las lechuzas cumplen una función vital en los ecosistemas, debido a que evitan que la presencia de roedores se convierta en una plaga.

PUEDES VER: México: acusan a policías de asesinar a un joven detenido por no usar mascarilla

Por otro lado, Salvador Canul, quien trabaja en el departamento de Vida Silvestre de SEMARNAT de Yucatán aseveró que por este maltrato animal hay una sanción y esto será determinado por los jueces.

Cabe señalar que, en México, el artículo 420 del Código Penal indica que el tráfico ilegal y maltrato animal de especies protegidas es considerado un delito y el infractor podría ser condenado de uno a nueve años de prisión.