Boca Juniors vs. Corinthians - Hora y canal del partido trascendental por Copa Libertadores

“Besa mis zapatos”: jóvenes racistas golpean y humillan a un afrodescendiente [VIDEO]

La víctima fue abofeteada y obligada a arrodillarse para que bese los zapatos de sus atacantes en una denigrante escena que se volvió viral.

El adolescente afroamericano fue abofeteado por dos jóvenes tras obligarlo a besar sus zapatos.
El adolescente afroamericano fue abofeteado por dos jóvenes tras obligarlo a besar sus zapatos.
Mundo LR

Un indignante caso de racismo propició el arresto de dos jóvenes en la ciudad de West Yorkshire, en Inglaterra, tras ser captados golpeando y obligando a un afrodescendiente a besar sus zapatos. Video viral ayudó a la Policía en la identificación de los agresores.

“Arrodíllate en el suelo y besa mi zapato. Dale un beso a mi Air Force 1 por el que pagué 120 euros”, se les escucha decir a dos adolescentes, uno de 17 años y otra de 16 detenidos bajo sospecha de agresión con agravantes raciales, según el informe policial.

PUEDES VER: Colombia: capturan a ladrona embarazada y termina dando a luz en patrullero camino a la comisaría

En la grabación se aprecia a la víctima siendo abofeteado por el adolescente después de negarse a aceptar el acto discriminatorio. Otros jóvenes que se encontraban en el lugar solo atinaron a reírse de lo sucedido.

Lazy loaded component

La Policía de West Yorkshire mencionó que los dos adolescentes estaban bajo custodia tras el “incidente grave”, que se cree tuvo lugar a principios de junio. “Estamos apoyando a la víctima y a su familia mientras llevamos a cabo una rigurosa investigación”, sostuvo Julie Sykes.

El ataque abusivo se produce en medio de las protestas contra el racismo provocados por el asesinato de George Floyd, de 46 años, quien murió después que un policía se arrodilló en su cuello durante casi nueve minutos en Minneapolis, Estados Unidos.

PUEDES VER: EE.UU.: policía mató a un hispano al creer que portaba una pistola, pero era un martillo

El miércoles 3 de junio se realizó una manifestación pacífica en Londres, Inglaterra, para condenar el racismo y el abuso policial que domina Estados Unidos.